Buscar
Usuario

Noticias

La parricida de Girona mató a su hija con "pastillas para dormir" y después la ahogó en la bañera

La parricida de Girona, detenida el lunes 30 de diciembre confesó a un periodista que mató a su hija de 10 años con pastillas y después la ahogó.

La parricida de Girona mató a su hija con "pastillas para dormir" y después  la ahogó en la bañera

El lunes 30 de diciembre, una mujer fue detenida en Girona tras ahogar a su hija en la bañera de su casa. Estaba separada del padre de la menor y no constaban antecedentes de violencia, según las fuentes judiciales.

Fue un periodista catalán el que decidió contar en redes lo que le había sincerado la parricida al matar a su hija de 10 años: confesó que la había ahogado en la bañera después de darle unas pastillas para dormir, porque "no podía criarla ella sola". 

"Hola Albert. He matado a mi hija". Aquel fue el primer mensaje que el periodista, Albert Soler, recibió por su parte. Fue a las 14:18, y los servicios de emergencias no recibieron la llamada hasta las 15:00.

El periodista, además, explica en el Diari de Girona que le preguntó a la mujer cómo la había matado: "No es broma. Primero pastillas para dormir y después ahogada en la bañera. Dentro de un rato aviso a un vecino que es policía", contestó la madre. Asimismo, dijo que lo había hecho porque no podía criarla ella sola, "sin su padre", del que se había separado hace poco. Soler declaró que comenzó a alarmarse, ya que sabía que la mujer tenía problemas psiquiátricos.

Pasará a disposición judicial el 2 de enero

Según el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, la magistrada de Instrucción 1 de Girona, en funciones de guardia, recibió a las 16:00 horas el aviso de la muerte de una menor a manos de su madre, por lo que acudió a la vivienda junto al resto de integrantes de la comisión judicial. 

Cuando llegaron al edificio, los servicios de emergencias trasladaron a la pequeña al hospital Josep Trueta de Girona, en el que ingresó en estado crítico después de que se la sometería a maniobras de reanimación cardio-pulmonar. No obstante, los médicos únicamente pudieron certificar su muerte.

Los Mossos d'Esquadra detuvieron a la madre por un presunto delito de homicidio y, tras permanecer unas horas en comisaría, la trasladaron al piso para realizar una reconstrucción de los hechos, en la que estuvo presente la magistrada. Tras ello, la mujer ha quedado bajo custodia policial y pasará a disposición judicial el próximo 2 de enero, según ha informado EFE.

Artículos recomendados

Comentarios