11 miembros de una misma familia mueren durante un bautizo en el terremoto de México

11 miembros de una misma familia mueren durante un bautizo en el terremoto de México

El único superviviente aún no es consciente de que ha perdido a toda su familia.

Noticias Adrián Parrondo Adrián Parrondo 23 Septiembre 2017 17:34

El bautizo estaba previsto para el sábado 23. La fatalidad, el destino quizás, quiso que el padre adelantara el evento al martes 19 de septiembre. Se trataba del bautizo de Elideth, una pequeña que había enfermado y cuyo bautizo era fundamental antes de que la salud empeorase.

Sin embargo... lo que iba a suceder allí era completamente inesperado. A los quince minutos de comenzar a oficiar la misa, todos los presentes notaron cómo el suelo empezaba a rugir bajo sus pies.

Rápidamente todo empezó a vibrar con una fuerza inhumana, hasta que colapsaron los muros, el techo y la torre de la Iglesia. Todo sucedió demasiado rápido. No pudieron escapar.

La familia allí reunida murió prácticamente al completo. 11 fallecidos. Y decimos al completo, porque tan sólo quedó un superviviente: Ismael. Se levantó de milagro un día después en el hospital, y hasta el momento no es consciente de que su familia ya no está. Pregunta por su mujer, por sus hijas... nadie quiere decirle por el momento la realidad, al menos hasta que se recupere.

La iglesia de Santiago Apóstol Atzala en Puebla quedó destruida tras el terremoto "La iglesia de Santiago Apóstol Atzala en Puebla quedó destruida tras el terremoto"

La virulencia del terremoto quedó en práctico estado de ruina la iglesia de Santiago Apóstol Atzala en Puebla (México), una construcción del siglo XIX que ha soportado a duras penas los estragos de un terremoto que ha desangrado México, en un verano que está siendo traumático para América, al menos en lo que a desastres naturales se refiere.

Uno de los párrocos ha relatado al diario El País cómo consiguieron sobrevivir a esta catástrofe: "Mi compañero se pegó a la pared, me jaló de la cintura y nos quedamos junto a un pilar. Cerré los ojos y cuando los abrí no se veía absolutamente nada. Los cerré otra vez y cuando los volví a abrir vi el desastre y que Ismael estaba pidiendo ayuda porque estaba atrapado. Una niña se quejaba pero era imposible ayudarla porque estaba debajo de una piedra que había caído del techo".

Ismael ahora necesita una cirugía de columna para sobrevivir. Su padrastro quiere contarle todo lo sucedido antes de la operación. Un duro trago que será muy difícil de asumir.

Comentarios