La OMS defiende Madrid Central: "Todo lo que proteja la salud no se puede tocar"

La OMS defiende Madrid Central: "Todo lo que proteja la salud no se puede tocar"

La directora del departamento de Salud Pública y Medio Ambiente ha defendido la restricción de los vehículos más contaminantes en el centro.

María Neira, la directora del departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha defendido los beneficios de medidas como Madrid Central y se ha mostrado en contra de su paralización. Al respecto ha querido mandar un mensaje al nuevo Ayuntamiento de Madrid reivindicando que "todo lo que proteja la salud no se puede tocar"

Antes del inicio de la jornada 'Salud y Cambio Climático: aire limpio, ciudades saludables', celebrada en el Ministerio de Sanidad, Neira ha explicado los posicionamientos de la OMS a los medios. En ellas ha explicado que esperan que "en todas las ciudades, sobre todo las que tienen muchos habitantes, los planes que se pongan en marcha sean irreversibles, que avancen y sean cada vez más potentes para proteger la salud de los ciudadanos". 

En este sentido, la directora de Salud Pública de la OMS ha defendido que las iniciativas como Madrid Central, centradas en restringir la entrada de los vehículos más contaminantes al centro de las grandes ciudades, son las que consiguen generar "medidas económicas muy positivas, menos accidentes, una vida menos sedentaria y menos enfermedades como la obesidad". Y, siguiendo la misma línea, ha apostillado: "Solo hay beneficios en políticas a favor de ciudades sostenibles, que van a favor del ciudadano y no del coche. Todo lo que proteja la salud no se puede tocar, hay que mejorarlo siempre". 

Manuela Carmena y su equipo pusieron en marcha Madrid Central "Manuela Carmena y su equipo pusieron en marcha Madrid Central"

La ministra de Sanidad, preocupada por su cancelación 

La dirigente de uno de los principales organismos a nivel mundial en el ámbito de la salud no ha sido la única en pronunciarse a favor de la medida impulsada por Manuela Carmena y su equipo. Y, por tanto, en contra de las intenciones restrictivas de su sustituto, José Luis Martínez-Almeida.

Otra de las personas que se ha pronunciado ha sido la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, que ha defendido que la retirada de Madrid Central "no parece mínimamente razonable ni tampoco respetuosa con la calidad de vida de las personas y su salud". Y ha resumido: "nos preocupa mucho su paralización".

Carcedo ha hecho una interesante reflexión lamentando que ,mientras "la mayoría de países desarrollados están sensibilizados por los impactos del cambio climático en la salud", su retirada de Madrid "pretende caminar en dirección contraria". Además, la ministra también ha querido señalar que habría que esperar a ver si Madrid Central "se sustituye o no por otras medidas" para clasificarlo de delito contra la salud pública. Ella misma ha avanzado que en el siguiente Plan de Salud y Medio Ambiente se especificarán "responsabilidades" para las ciudades en materia de calidad de aire. 

Un impacto para los ciudadanos

Los ministerios de Sanidad y Transición Ecológica  han venido trabajando durante seis meses en medidas que "tendrán objetivos que deberán alcanzar no solo la Administración General del Estado, sino también comunidades autónomas y municipios". Según la ministra, el plan está "bastante avanzado", pero todavía no ha adelantado una fecha para su implementación. Además, ha relegado su aplicación a "competencias autonómicas y locales, como ordenación del tráfico, diseño de la ciudad o sostenibilidad de los edificios". 

Por su parte, también el presidente de la FEMP, la Federación Española de Municipios y Provincias, se ha mostrado satisfecho con Madrid Central: "genera tal impacto que la demanda ciudadana es "¿Y el mío cuando"?" Y ha argumentado: "estos modelos que van en línea con lo que la ciudadanía quiere son imparables".

Comentarios