Condenado a ocho años de cárcel el único español que entró en prisión por el 11-S

Condenado a ocho años de cárcel el único español que entró en prisión por el 11-S

La Audiencia Nacional le ha condenado por ser un "cibersoldado" del Daesh.

El único español condenado a prisión por pertenecer a Al Qaeda cuando se perpetraron los atentados de 11 de septiembre en EEUU en 2001, José Luis Galán González, más conocido como Yusuf Galán, ha sido sentenciado por la Audiencia Nacional a ocho años de cárcel por pertenecer al Daesh y promover sus doctrinas a través de Internet.  

La Fiscalía pedía para Galán 14 años de cárcel; 13 por ser miembro de una organización terrorista y otro por colaborar en actividades terroristas, autoadoctrinamiento y exaltación del terrorismo. Sin embargo, la cuarta Sala de lo Penal le absuelve por integración y no ha podido ratificar que "engrose" las filas del Daesh "como militante". Aunque sí que ha probado "sin fisuras" su pertenencia a los postulados de la banda terrorista.

Detenido en Carabanchel

En 2011 Galán salió de prisión después de haber cumplido nueve años y medio de la condena que le impusieron por pertenecer a la célula española de Al Qaeda. Una vez en libertad se afincó en Murcia y la Policía le siguió la pista ya que encontraron varios vídeos en los que este aparecía manejando armas blancas "con destreza" y además tenían pruebas que demostraban que Galán continuaba adoctrinando intelectualmente a varias personas para captarles como terroristas y les enseñaba técnicas de combate. 

Como consecuencia de todas estas acciones, la Policía le volvió a detener en 2017.  Fue en el barrio madrileño de Carabanchel. Y es que desde Interior alegan que Galán había "implementado sus acciones" como "cibersoldado" del Daesh.

Tras salir en 2011 de prisión, Galán concedió una entrevista al medio Islam en Murcia' en donde garantizó que estaba "comprometido con la justicia y la paz". Según explicó, en la cárcel hizo "una reflexión personal" y reconoció que estaba desarrollando "una actividad que en cierta manera podía ser molesta para el Estado".

También se refirió al atentado del 11 de marzo de 2004 en Madrid como "un punto de inflexión" para él ya que se trató de "un atentado tremendo e indiscriminado" y acabó puntualizando que lo que ocurrió en España estaba pasando "a diario en otros muchos países". "Creo que estamos condenados a vivir juntos todos los pueblos del mundo y pacíficamente, y no hay otra salida, es necesario", explicó Galán en la citada entrevista.

Comentarios