Buscar
Usuario

Noticias

Arrancar pelos enquistados y grabarlo: la nueva y asquerosa moda viral de Internet

La Red de redes no deja de sorprendernos cada vez más, esta vez con primerísimos planos de pelos enquistados.

Que Internet es un gran nido de contenido para todos los gustos es algo que sabemos desde que se popularizara su uso en la década de los 90 con el nacimiento de la triple W: la World Wide Web. Sin embargo, lo que parecía ser una red de trabajo y un campo democrático de información, se ha convertido en un reino de postureo, retos virales y vídeos de lo más asquerosos.

Para los morbosos de lo más repugnante, incluso para los que no lo son pero no pueden parar de verlo, una nueva moda ha aterrizado y se ha viralizado en las profundidades de Internet: grabar vídeos mientras el protagonista de las imágenes se arranca los pelos enquistados. Como cuando alguien disfruta mientras estalla un grano. Esta moda congrega ya a más de 30.000 seguidores 'fans' en una cuenta de Instagram.

El morbo de ver salir un pelo

Internet es esa comunidad de vecinos a nivel mundial donde lo minoritario se puede convertir en un éxito total de masas. Todas aquellas fobias y filias que antes de su nacimiento eran reprimidas en la soledad del individualismo, ahora son exportadas a través de la pantalla negra de cada monitor. E incluso se puede llegar a cobrar por exponer al público tus placeres más ocultos.

Uno de los entretenimientos favoritos para la comunidad virtual ha resultado ser nada más y nada menos que grabarse mientras se arrancan esos pelos enquistados tan molestos y antiestéticos para muchas personas. El placer es bidireccional: para el que los arranca y para el que observa desde su ordenador, tablet o smartphone como es arrancado. Se crea un placer y un gustirrinín que ni es comparable a cuando vemos a un político dimitir en España.

Esta nueva moda viral que está cosechando grandes éxitos. Desde su apertura, ha conseguido casi más de 30.000 seguidores. Todo un éxito para tener solo 156 publicaciones y seguir a 141 personas. El nombre de la cuenta, Tweezist, tiene un juego de palabras curioso y revelador: "tweezers" o lo que es lo mismo, pinzas de depilar.

Su triunfo ha sido básico: todos los vídeos que se han colgado en la señalada cuenta son primeros planos de unas pizas que rescatan a la piel de ese pelo maligno que queda atrapado entre sus entrañas mientras intenta salir al exterior. La persona anónima que maneja este Instagram ha explicado a Allure que las grabaciones correspoden a pelos de su propia pierna o de la barba de un amigo. Todo muy casero.

Placer para muchos, negocio para otros 

Aunque muchos no lo puedan llegar a creer o se encuentren sorprendidos ante tal hazaña, estas cuentas de las redes sociales con vídeos que parecen ser de lo más simple pueden llegar a facturar grandes cantidades de dinero. Sobre todo, en Youtube, publicidad mediante. El placer se convierte en "trabajo". Sí, entrecomillado.

Vídeos que son subidos a cuentas de Youtube mientras estallan granos y espinillas pueden llegar a cosechar más de 30 millones de visitas cada uno. Las tres cuartas partes de la población que reside en España. Sí, así de morbosa es la comundiad internacional. Este arte llamado 'Pimple Popping' -reventar espinillas- coloniza todo tipo de páginas webs en Internet: hilos en Reddit, foros y webs como Pop That Zits, canales de Youtube, cuentas de Instagram, perfiles de Twitter...

¿Para qué emprender y fundar tu propia empresa cuando puedes colgar un vídeo mientras te sale toda la porquería que tu cuerpo acumula alrededor de tu piel y ganar con una sola grabación lo que ganan todos los becarios de España en su conjunto? Pues también es verdad.

Artículos recomendados

Comentarios