Dos adolescentes intentan asesinar a tiros a una niña para robarle el iPod

Dos adolescentes intentan asesinar a tiros a una niña para robarle el iPod

A pesar de ser menores de edad, el juez ha decidido juzgar como adultos a dos jóvenes de 16 años que aseguran haber cometido su crimen movidos por "la codicia".

Noticias Adrián Parrondo Adrián Parrondo 23 Febrero 2017 17:12

La vida de Deserae Turner se encuentra en un punto crítico. Y todo, por un iPod. Según relata el diario El País, la joven de 14 años fue objeto de un robo violento por parte de dos conocidos de 16 años de edad.

Según han relatado las autoridades, Turner paseaba por la calle cuando los sospechosos se acercaron a ella y la convencieron para que les acompañara a un canal seco a las afueras del pueblo.

Ella, que confiaba en sus verdugos, accedió. Pero lo que allí iba a suceder, no deja a nadie indiferente. Al parecer, los jóvenes cogieron una pistola y dispararon contra la cabeza de la joven, que cayó inconsciente. En dicho momento, ambos le robaron 55 euros y un iPod y se marcharon sin avisar a nadie.

La joven, milagrosamente, consiguió salvarse, aunque ahora permanece ingresada en estado crítico y en coma. Al parecer, la bala quedó alojada en el lóbulo derecho de su cerebro. "Está peleando por su vida", aseguró una de las portavoces de la familia.

Deserae Turner se encuentra hospitalizada en estado crítico "Deserae Turner se encuentra hospitalizada en estado crítico"

La familia había denunciado su desaparición seis horas antes de que llegase a las dependencias del hospital. Las autoridades pudieron encontrarla gracias a la señal de su teléfono móvil, puesto que los acusados negaron en un primer momento colaborar con la investigación.

Los jóvenes, que ya han sido detenidos, han asegurado en los interrogatorios que actuaron por "pura avaricia" y han querido "pedir perdón" a la familia. Ambos están acusados de seis cargos por obstrucción a la Justicia, intento de asesinato e intento de robo violento. Además, los dos aseguraron desconocer el paradero de su víctima, algo completamente falso y que intentaron remediar cooperando con las autoridades. Para desenmascararles fueron fundamentales las huellas que se hallaron en el camino a la escena del crimen.

"Esto ha sacudido a nuestros habitantes y nuestra comunidad", dijo el jefe del departamento de policía de Smithfield. "Nunca hemos visto nada así antes", añadió. Mientras tanto, los dos acusados serán juzgados como adultos -a pesar de ser menores de edad, puesto que cuentan con 16 años- ya que el juez ha tenido en consideración la brutal crueldad de sus actos.

Comentarios