El 'nietísimo' de Franco será juzgado por atentar contra la Guardia Civil

El 'nietísimo' de Franco será juzgado por atentar contra la Guardia Civil

La Justicia le imputa los delitos de atentado, conducción temeraria y daños, así como una falta de lesiones.

El nieto del dictador Francisco Franco, Francis, será juzgado por atentar contra un coche de la Guardia Civil. En concreto, la Justicia le imputa los delitos de atentado, conducción temeraria y daños, así como una falta de lesiones.

La Fiscalía ha solicitado que el 'nietísimo' ingrese en prisión con una condena de hasta seis años y un día, así como que pague una multa de 26.500 euros en concepto de daños y perjuicios.

El nieto de Franco será juzgado por atentar contra dos agentes de la Guardia Civil "El nieto de Franco será juzgado por atentar contra dos agentes de la Guardia Civil"

Los hechos se remontan al 30 de abril de 2012. Por aquel entonces, los agentes de la Guardia Civil solicitaron a Francis Franco que parase su vehículo cuando le encontraron en la carretera conduciendo de noche sin las luces encendidas. Franco hizo caso omiso y continuó con la marcha. Cuando los agentes se acercaron a su coche, el 'nietísimo' efectuó un brusco giro de 180 grados en plena carretera y se dio a la fuga de los agentes.

En uno de los momentos en el que los guardias les alcanzaron, Francis mostró la funda del arma larga con el objetivo de intimidar a las autoridades, que previamente habían sacado el arma reglamentaria con el fin de parar la marcha del nieto del dictador.

Fue en ese momento cuando comenzó una espectacular persecución en plena N-234, que terminó cuando el nieto del dictador embistió el coche de las autoridades y lo sacó de la vía, después de haber dado marcha atrás. Como consecuencia de dicho golpe, uno de los guardias sufrió una cervialgia por la que requirió atención médica sin que llegase a ser intervenido.

Después de haber sacado el coche patrulla de la carretera, Francis continúo con su viaje "a gran velocidad", hasta que terminó en una población a varios kilómetros. Allí, otra pareja de Guardias Civiles localizó su vehículo sin sus integrantes en el interior. Posteriormente, fueron localizados y detenidos.

El Estado no quiere que el nieto de Franco entre en prisión

El nieto de Franco siempre ha sido un gran defensor de su abuelo "El nieto de Franco siempre ha sido un gran defensor de su abuelo"

La Abogacía del Estado, sin embargo, no ha solicitado penas de cárcel para el nieto de Franco (y su copiloto, un empleado de las empresas de su familia) y únicamente reclamará el pago de los daños que sufrió el vehículo: 2.720 euros.

Sin embargo, el instructor del caso ha evidenciado hasta seis pruebas indiciarias contra él, y ha señalado que tanto Francis Franco como su empleado se deben sentar en el banquillo de forma inexcusable. Una de las pruebas llega por parte de las víctimas, que han afirmado que están seguras que Franco se encontraba conduciendo el vehículo "aunque no al 100%".

Otras de ellas son de carácter técnico: el teléfono de Franco se conectó con 29 repetidores de la zona, a pesar de que él afirmó que se lo había dejado en su finca de Calatayud. Además, el vehículo realizó la misma ruta que habitualmente recorre Franco en sus desplazamientos.

Hay varios testigos, por otro lado, que afirman que estuvo presente en las inmediaciones y que pidió ayuda para escapar de la localidad donde fue abandonado el coche y fue detenido por las autoridades. Aunque algunos de los que han testificado, al parecer, han terminado desdiciéndose de sus declaraciones.

Mientras tanto, la defensa del acusado pide la libre absolución porque no considera probado que Francis Franco fuera el autor de tales acusaciones, e incluso afirman que Franco se encontraba en Madrid y no en el lugar de los hechos.

Problemas con la Justicia

Francis Franco, en una fotografía de archivo "Francis Franco, en una fotografía de archivo"

No es la primera vez que el nieto de Francisco Franco se encuentra con problemas judiciales.

En enero de 1978 fue condenado a mes y medio de arresto por huir de los guardas forestales que le sorprendieron con otras dos personas cazando furtivamente en la reserva de los Ports de Beceite. En dicho suceso, los guardas terminaron tiroteando las ruedas de su vehículo con el fin de que no continuaran huyendo a través del monte. El juez le retiró las licencias para utilizar armas largas durante dos años.

Por otro lado, en 2010 un juzgado le absolvió de haber insultado a un empleado del AVE en la estación de Zaragoza, aunque por aquel suceso se enfrentó a una pequeña multa que finalmente no tuvo que pagar.

Además, en abril de 2016, Francis Franco fue vinculado con los papeles de Panamá por, supuestamente, mantener una sociedad denominada Vamfield Alliance Limited en la isla Tórtola, un paraíso fiscal y que estuvo relacionada con el bufete Mossack Fonseca, que ha estado relacionado con tramas blanqueo de capitales.

Francis Franco ha sido apodado como el 'nietísimo' de Franco por su manifiesta simpatía con el dictador. De hecho, llegó a cambiar el orden de sus apellidos para poder tener el mismo nombre que su abuelo. Franco es marqués de Villaverde y heredero del Ducado de Franco, un título que creó el rey Juan Carlos a los cuatro días de ser coronado.

Comentarios