Buscar
Usuario

Política

Neonazis de Hogar Social asaltan la sede el PSOE a grito de: "Ayudas sociales a los nacionales"

El colectivo neonazi se planta en la sede del PSOE como medida de protesta por su último desalojo y por la formación del Gobierno de coalición.

Neonazis de Hogar Social asaltan la sede el PSOE a grito de: "Ayudas sociales a los nacionales"

Varios miembros de Hogar Social, el colectivo neonazi, han irrumpido en la sede del PSOE, en la calle Ferraz, para pedir y exigir más ayudas sociales para los españoles de cuna. Estos se han plantado dentro para, a voces, reclamar esas ayudas, como han mostrado el partido socialista en sus redes sociales: "Somos y seguiremos siendo el dique de contención ante la extrema derecha".

Esta acción de Hogar Social Madrid viene a colación del desalojo llevado a cabo en el edificio que tenían okupado en la calle Cristino Martos -una antigua sede de CC.OO.- en el barrio madrileño de Malasaña, desde finales de 2018. Un edificio propiedad del Estado que llevaba vacío desde 2013 y en el que entraron si napenas resistencia, según publica Europa Press.

Estos miembros del colectivo neonazi querían hacer una sentada en la sede del Partido Socialista en la calle Ferraz (Madrid) como forma de protesta por el desalojo. De hecho, Hogar Social ya ha hecho frente a varios de ellos como el de septiembre en un edificio de la calle Príncipe de Vergara. En el último, la líder del colectivo neonazi, Melisa Domínguez, señala que una veintena de personas se van a "quedar en la calle", sin atención y en plena "ola de frío", en declaraciones a Europa Press.

Intencionalidad política

La portavoz de Hogar Social no ha dudado en apuntar la casualidad de su desalojo con la formación del gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos. Solo le han bastado "48 horas de la conformación" para un desalojo que tiene un "intencionalidad política", según apunta su Domínguez. Ahora, los miembros de HSM se enfrentarán a un juicio por usurpación de la propiedad.

Una de las detenidas por agentes de la Policía Nacional en la protesta en la sede de Ferraz es precisamente, Melisa Domínguez. La joven neonazi ha prestado declaración en dependencias policiales y puesta en libertad a la espera de comparecer ante el juzgado. "Si lo hace la izquierda es un escrache democrático, si lo hacemos nosotros, un acto violento", escribían en sus redes sociales.

Artículos recomendados

Comentarios