Buscar
Usuario

Ciencia

La NASA alerta sobre un asteroide mayor que el London Eye: podría impactar el 24 de julio

La NASA emite una nueva alerta sobre un asteroide que se dirige hacia nuestro planeta a 48.000 kilómetros por hora.

La NASA alerta sobre un asteroide mayor que el London Eye: podría impactar el 24 de julio

La NASA ha lanzado una nueva alerta sobre el asteroide 2020ND, detectado este domingo 19 de julio y que se acerca peligrosamente hacia nuestro planeta, según relata el diario británico Express.

El cuerpo tiene 170 metros de alto y viaja a 48 mil kilómetros por hora, es decir, a 13,5 kilómetros por segundo. La NASA califica al asteroide como "potencialmente peligroso" y está vigilando su trayectoria detenidamente antes de que se acerque peligrosamente hacia La Tierra, algo que ocurrirá previsiblemente el próximo 24 de julio.

"Los asteroides potencialmente peligrosos se definen actualmente en base a parámetros que miden la probabilidad que tienen de hacer acercamientos amenazantes a la Tierra. Específicamente los que tengan una distancia mínima de intersección a la órbita de 0.05 unidades astronómicas o menos se considera que entran en esta clasificación", ha explicado la NASA en un comunicado.

El asteroide 2020ND entra, sin dudas, en dicho grupo, ya que con su ruta actual se aproxima a 0,034 unidades astronómicas. Con ello, existe cierto riesgo a que este cuerpo rocoso pueda impactar de lleno contra la Tierra.

La NASA vigila de cerca la trayectoria de este asteroide "La NASA vigila de cerca la trayectoria de este asteroide"

La NASA destaca que hay especial interés en "todos los que tengan una distancia mínima de intersección de la órgnia de 0.05AU o menos se consdieran que entran en esa clasificación".

48.000 kilómetros por hora

Según señala la NASA y recoge el diario británico Express, preocupa especialmente la velocidad a la que se dirige este cuerpo celeste, nada menos que 48.000 kilómetros por hora o 13,5 kilómetros por segundo.

La velocidad y la trayectoria que lleva este cuerpo celeste hacen que las posibilidades de impacto con la Tierra no se puedan descartar por completo, por lo que la NASA vigila de cerca cómo está siendo su avance.

Artículos recomendados

Comentarios