Nace un bebé en China cuatro años después de la muerte de sus padres

Nace un bebé en China cuatro años después de la muerte de sus padres

El pequeño ha nacido en buen estado de salud cuatro años después de su fecundación.

Noticias Adrián Parrondo Adrián Parrondo 15 Abril 2018 13:21

Cuatro años. Ese es el tiempo que pasó entre la muerte de los padres de Tiantian (Dulce-dulce en chino) y el nacimiento del pequeño. Un bebé que nace huérfano pero que ha sido especialmente deseado por su propia familia, tal y como reconoce el diario Beijing News.

Para que el nacimiento del pequeño llegara a buen puerto, fue fundamental la aplicación de los avances científicos. El embrión que dio nacimiento al recién nacido fue fertilizado por los padres. Posteriormente, tras cuatro años, sus abuelos han conseguido encontrar a un vientre de alquiler con el que permitir su nacimiento.

Tiantian ha nacido cuatro años después de la muerte de sus padres "Tiantian ha nacido cuatro años después de la muerte de sus padres"

La llegada de Tiantian al mundo no fue fácil. El gobierno chino prohíbe tajantemente la gestación subrogada, por lo que fue necesario emprender una batalla legal que permitiera llevar hacia adelante este plan.

Esta lucha llevó a sus abuelos a viajar al vecino Laos, un país que sí permite este tipo de prácticas. En enero de 2017, con la ayuda de una agencia, encontraron a una joven de 27 años dispuesta a dar vida al pequeño.

Embriones congelados y tratamientos de fertilidad

La llegada de Tiantian se produjo cuatro años antes. Sus padres tenían problemas de fertilidad, por lo que decidieron probar un tratamiento de fecundación in vitro y transferencia de embriones en el Nanking Drum Tower Hospital.

De los 13 embriones obtenidos, el centro congeló cuatro a -196ºC en un tanque de nitrógeno líquido. Allí han permanecido hasta que sus abuelos consiguieron una mujer que gestara al pequeño.

Las posiblidades de éxito, no obstante, no eran completas. La mitad de los embriones de estas características no suelen fructificar, por lo que los médicos decidieron seleccionar los cuatro mejores. En esta ocasión, al menos, funcionó.

El menor ha nacido con una salud envidiable "El menor ha nacido con una salud envidiable"

"Siempre está sonriendo. Sus ojos son como los de mi hija, pero en general se parece más a su padre", ha relatado la abuela materna del menor al diario local Beijing News.

La mujer que gestó al pequeño se trasladó a China durante los últimos meses del embarazo para garantizar que poseía la misma nacionalidad que sus abuelos. Sin embargo, hay riesgos.

En primer lugar, porque no hay evidencia de lo que podría suceder en el caso de que la mujer gestante decidiese pedir la custodia. Los análisis han determinado que sus abuelos son familia, pero únicamente cuentan con el compromiso verbal de la mujer de renunciar a su custodia.

Al menos, ellos se encuentran tranquilos y felices: su nieto a nacido a pesar del duro trago que han tenido que vivir durante los últimos años.

Comentarios