Buscar
Usuario

Noticias

Un multimillonario ofrece su empresa y 315.000 dólares para quien se case con su hija

Arnon Rodthong, un famoso multimillonario tailandés, ofrece la mano de su hija a cambio de la harencia familiar.

Arnon Rodthong, un famoso multimillonario tailandés, ha realizado una propuesta que ha dado la vuelta al mundo. El empresario, que se dedica a la producción y exportación de una fruta conocida como durian, decidió ofrecer a través de las redes sociales la mano de su hija Karnsita, de 26 años, a cambio de heredar a su negocio y unos 300.000 dólares. Una propuesta que ha tenido una respuesta exagerada.

¡Aviso! El multimillonario ha decidido cancelar el torneo que le ayudaría a elegir el pretendiente final para su hija tras la masiva respuesta ante la petición, según AsiaOne. Más de 10.000 hombres han llamado para participar en él. Según, el empresario, la cancelación de la competición se debe a que se había vuelto perjudicial para su entorno familiar.

Trabajador, tacaño y servicial

El multimillonario Arnon Rodthong "El multimillonario Arnon Rodthong"

Eso sí, no se podía presentar cualquier candidato, ya que tenía que cumplir unos ciertos requisitos para optar a la mano de su hija. Mientras, en palabras del empresario, su hija "habla fluidamente inglés y es virgen", al candidato tiene que "hablar inglés y chino, ser trabajador, servicial y que quiera a su familia". También ha dejado claro que deber ser un hombre "tacaño" y que procese un amor verdadero "por el durian" y su olor un tanto repugnante. Normal y lógico, si va a heredar la empresa familiar.

Los medios del país han tachado de cómica y ridícula la propuesta del multimillonario tailandés. Mientras, su hija, la protagonista explica que se enteró "por primera vez de la publicación de mi padre cuando una amiga me la mostró. Me sorprendió, pero creo que tiene un punto divertido" y, añadió que, si tiene "que casarme con alguien, sólo quiero que sea una persona diligente y buena, que ame a su familia", aseguró Karnsita.

Artículos recomendados

Comentarios