Buscar
Usuario

Noticias

Las mujeres iraníes desafían a los ayatolás quitándose el hijab

Desde 1979 las mujeres se rigen por un riguroso código de vestimenta que les obliga a llevar velo.

Una mujer musulmana puede decidir libremente si llevar hijab o no porque puede expresar su identidad religiosa como ella desee. Sin embargo, existen casos en los que portar el velo supone una obligación, como ocurre en Irán.  En 1979 se produjo la llamada Revolución Islámica en dicho país que estableció en el poder a los ayatolás, los líderes supremos de Irán, es decir, los Jefes de Estado. 

Los ayatolás impusieron un código de vestimenta para la mujer en espacios públicos: a partir de los nueve años deben cubrirse el cabello con un hijab o velo y no pueden llevar prendas ajustadas que puedan resaltar el contorno de su cuerpo. Según el corresponsal de El Mundo en Teherán, Lluis Miquel Hurtado, existe una policía moral que llega a ir contra las mujeres que no lo lleven e incluso a veces reciben latigazos por desobedecer la norma. 

Vida Movahedi es una de las muchas mujeres que se han atrevido a desafiar el orden establecido por los clérigos chiíes. El pasado 27 de diciembre se subió a un cajón de la luz en la conocida avenida Enghelab (Teherán) y se quitó el velo en forma de protesta. Lo hizo sin decir una sola palabra, simplemente se desprendió de su hijab, lo puso encima de un palo y lo sostuvo mientras mostraba su pelo. Ese mismo día fue arrestada y hace tan sólo tres su abogada, Nasrin Sotudeh,conocida por ganar el Premio Sarajov por defender los derechos humanos, anunció que había sido liberada. 

Símbolo de la liberación de las mujeres en Irán

Vida Movahedi protestando de manera pacífica en la avenida Enghelab "Vida Movahedi protestando de manera pacífica en la avenida Enghelab"

Ese mismo 27 de diciembre el gobierno iraní presidido por Hasán Rouhnaí, aseguraba que las detenciones por llevar un "velo inadecuado" se acabarían. No se cumplió y no se cumple. Movahedi se convirtió sin quererlo en símbolo de la lucha de la liberación de las mujeres en Irán. 

Y es que este pasado lunes 29 de enero y en el mismo lugar que lo hizo Movahedi, una chica se subía al cajón de la luz y protestaba de la misma manera que su compañera: quitándose el velo y mostrando su pelo ante la pasividad de quienes andaban por la zona. Cerca de donde se encontraba esta joven, de la que no conocemos el nombre, otra chica hacía lo mismo. Una de ellas fue detenida.

Un poco más tarde alguien dejó una nota en el conocido banco de las protestas en apoyo a la lucha de las mujeres que decía: "De parte de todas aquellas por las que actuaste". Las mujeres no paran de sumarse a la cuasa. 

Muestras de sororidad

Mientras tanto, todas intentan llevar una vida normal, tanto las que portan el velo porque quieren como las que lo llevan por imposición. Según informa el corresponsal de El Mundo, algunas de estas últimas llegan a desafíar al poder quitándoselo dentro de los coches o "cubriéndose el cabello con bufandas finas, o usando prendas ajustadas en tonos oscuros".

Aunque un halo de libertad se cierne sobre las iraníes estos días, no sabemos si estas manifestaciones acabarán con el riguroso código de vestimenta que se les impone, ya que la represión del gobierno y de los líderes religiosos son la violencia y las detenciones. Lo que sí sabemos es que tienen apoyo de otras mujeres fuera del país. La activista y periodista iraní Masih Alinejad propone que los miércoles sean el día del velo blanco, que se lo quiten o lo luzcan, pero que la protesta sea visible. 

También se han sumado a la causa mujeres que llevan chador porque quieren. Han mostrando un velo encima de un palo para mostrar su rechazo hacia la obligatoriedad del hijab. 

Artículos recomendados

Comentarios