Buscar
Usuario

Noticias

Un meteorito cae sobre la cama de una mujer en Canadá: salvó su vida de milagro

"Dios mío, hay una roca en mi cama", aseguró la mujer durante la llamada a los servicios de emergencia.

Un meteorito cae sobre la cama de una mujer en Canadá: salvó su vida de milagro Un meteorito cae sobre la cama de una mujer en Canadá: salvó su vida de milagro

Foto: Envato

Ruth Hamilton se encontraba dormida profundamente en su casa de la Columbia británica cuando se despertó con el sonido de los ladridos de su perro, seguido de una "explosión". En ese momento, se levantó de un salto y encendió la luz, que reveló un agujero en el techo.

En un primer momento, la mujer pensó que un árbol había caído sobre su casa. Llamó a los servicios de emergencias y, cuando hablaba con un operador, se dio cuenta de que había un gran objeto de color gris carbón entre sus almohadas.

"Dios mío, hay una roca en mi cama", dijo al operador. En realidad, esa piedra se correspondía con un meteorito de 1,27 kilos, del tamaño del puño de un hombre corpulento, que pasó rozando la cabeza de Hamilton y "dejó restos de yeso por toda la cara".

La mujer se encuentra sorprendida por lo sucedido, pero internet se ha movilizado y, en especial, la comunidad científica, que ve una oportunidad inusual de estudiar una roca espacial que se había estrellado contra la Tierra.

"Es que parece surrealista", señaló Hamilton en una entrevista. "Luego entro y miro en la habitación y sí, todavía hay un agujero en el techo. Sí, eso pasó", rememora.

No es la primera vez

No es la primera vez que ocurre algo similar. En 1982, un meteorito de casi tres kilos se estrelló en una casa de Wethersfield, Connecticut, atravesó los techos del segundo y primer piso, entró en el salón y rebotó a través de una puerta hasta llegar al comedor.

En 2020, un fabricante de ataúdes indonesio se vio sorprendido por un meteorito de dos kilos que atravesó su techo. Aunque la probabilidad de que esto suceda es realmente baja: una entre 100.0000 millones.

Los meteoritos tienen un gran valor. Ofrecen una oportunidad rara de aprender sobre el sistema solar y el cinturón de asteroides. Los investigadores pueden tomar muestras de sus materiales en lugar de contemplar los objetos desde la distancia.

Los científicos también usan los meteoritos para reconstruir sus trayectorias desde el espacio exterior a través de la atmósfera hasta el suelo, momento en el que las rocas pueden haber perdido alrededor del 90% de su masa.

Durante el viaje por el aire, pueden calentarse hasta 2.000 grados, mientras que viajan a velocidades superiores a 50 respecto al sonido. Una vez que hayan terminado de investigar el asteroide, Hamilton quiere quedárselo, ya que ha aterrizado en su propiedad.

Artículos recomendados

Comentarios