Buscar
Usuario

Noticias

El exceso de trabajo en Japón provoca la muerte de una mujer tras realizar 159 horas extra

Una empleada de la cadena televisiva NHK de Japón falleció en 2013 tras largas jornadas laborales.

Japón vive sumido desde hace unos décadas en un debate social sobre las leyes que rigen su mercado laboral. La legislación del país permite las horas extra sin límite previo acuerdo entre la empresa y sus empleados haciendo que, en una sociedad donde la devoción por el trabajo es casi un culto, sus trabajadores prioricen su vida laboral por encima de la familiar o la personal.

El último caso conocido recientemente de una muerte por exceso de trabajo fue el desvelado por Japan Times. Miwa Sado, una mujer de 31 años, trabajaba en la sede del canal japonés NHK en Tokio. Sin embargo, en 2013 realizó 159 horas extra y solo llegó a tomarse dos días de descanso. Este hecho le produjo la muerte por insuficiencia cardíaca en julio del mismo año. Según fuentes de la propia cadena de televisión, no habían desvelado el caso al público hasta ahora por respeto a la familia.

El 'karoshi' es un problema social

Miwa Sado murió tras hacer 150 horas extra "Miwa Sado murió tras hacer 150 horas extra"

La muerte por exceso de trabajo es conocido en Japón como "karoshi". Sado trabajó de reportera política y cubrió la jornada electoral a la Asamblea metropolitana de Tokio y de la Cámara Alta durante los meses de junio y julio de 2013. Tres días después, la periodista fallecía. Una oficina laboral de Tokio determinó que había muerto debido a este fenómeno anormal en cualquier otro país.

Sin embargo, la cadena NHK lo desvela cuatro años después. Masahiko Yamauchi, un responsable de NHK ha reconocido ahora, tras hacerse pública la noticia, que tanto su compañía como la sociedad nipona tienen un problema estructural y de organización en cuanto a la vida laboral.

Tras conocerse los sucesos, la familia de la víctima emitía un comunicado a través de la cadena para la que trabajaba Sado: "Aún hoy, cuatro años después, no podemos aceptar la muerte de nuestra hija como una realidad. Esperamos que el dolor de una familia desolada no sea desperdiciado".

Otros casos de muerte por exceso de trabajo

Cada vez que un caso de karoshi es público, se reaviva el debate sobre las abusivas jornadas laborales "Cada vez que un caso de karoshi es público, se reaviva el debate sobre las abusivas jornadas laborales"

El debate sobre los abusos existentes en el mercado laboral de Japón ha estado candente desde que se conociera el primer caso en 1969. Durante las décadas posteriores, alcanzaron una notable notoriedad debido a procesos tan polémicos y mediáticos como el de un conductor de autobuses que trabajó durante 15 años sin librar ni un solo día y fallecia a los 37 años tas sufrir una embolia.

En 2008, Mina Mori trabajaba para la firma Watami Foodservice, una cadena de restaurantes japoneses que ha obtenido varias veces el "Premio a las Empresas Negras" otorgado por periodistas, activistas y profesores universitarios a aquellas compañías que abusan de su poder (bajos salarios, hostilidad a los sindicatos, horas extras sin pagar...).

Mori estuvo durante dos meses realizando 140 horas extra cada 30 días. En ocasiones, las duras jornadas laborales la obligaban a dormir en el restaurante. Por las mañanas realizaba sesiones de entretenamiento y luego era obligada a redactar informes sobre el funcionamiento de la empresa. Tras toda esta presión, Mori escribió una carta a sus padres alertando de su situación y se quitó la vida.

La cultura japonesa está basada en realizar horas extra en el trabajo y muchas personas mueren debido a ello "La cultura japonesa está basada en realizar horas extra en el trabajo y muchas personas mueren debido a ello"

En 2012, su suicidio fue declarado como "accidente laboral" y la empresa negaba cualquier responsabilidad. Ni siquiera se atrevieron a reunirse con los familiares. Sin embargo, en diciembre de 2015 admitió su culpa e indemnizó a la familia con 130 millones de yenes, o lo que es lo mismo, 970.000 euros. Pese a la admisión de culpa, los padres de Mori afirman que había sido un asesinato y que hasta que no fueran cesados los responsables directos, se continuarían cometiendo más homicidios.

Otro de los casos más mediáticos sucedió en abril de 2015. Matsuri Takahashi, de 24 años, se suicidó tras no poder soportar el exceso de trabajo al que estaba sometida. La mujer trabajaba para una agencia de publicidad. Su fallecimiento provocó que se reabrieran las heridas y el debate regresara. Tanto fue así que su suicidio obligó al primer ministro, Shinzo Abe, a reaccionar.

Culto al trabajo

El karoshi es un problema social que muchos japoneses denuncian "El karoshi es un problema social que muchos japoneses denuncian"

La situación en Japón es complicada de analizar. Las leyes laborales son abusivas, pero la sociedad no contribuye a que se produzca un cambio real. Pese a que, según el Ministerio de Trabajo del país, durante 2015 murieron hasta 189 personas a causa del exceso laboral -cifras irreales denunciadas por expertos que las multiplican por diez-, en la sociedad nipona existe una devoción por no salir de la oficina.

Un rasgo cultural incomprensible para la gran mayoría de los países occidentales que han luchado durante décadas para lograr importantes avances en los derechos de los trabajadores como jornadas laborales más cortas o periodos vacacionales.

El "karoshi" es una consecuencia que es utilizada por los empresarios para llevar a cabo una explotación laboral que les haga reducir costes aunque para ello tengan que llevarse por delante la vida de miles de seres humanos.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados