9 muebles que no pueden faltar en un piso de estudiantes

9 muebles que no pueden faltar en un piso de estudiantes

Porque tú necesitabas un sitio económico donde vivir y tu casero no tiene mucha originalidad para decorar.

Vida Jorge PM Jorge PM 08 Abril 2015 14:30

Quien más o quien menos se ha visto en la tesitura de tener que alquilar un piso durante su época de estudiante con todo lo que ello conlleva como el bajo presupuesto o la convivencia con amigos y desconocidos. Pero claro, tú, que estás acostumbrado a vivir con las comodidades de tu casa (por no decir las comodidades de tu madre), a la hora de buscar un nuevo hogar intentas que esté lo mejor posible al menor precio. Y los caseros, ese animal mitológico que sólo aparece cuando te retrasas un día en pagar el alquiler pero no cuando la lavadora te inunda la cocina, también tienen sus trucos para aparentar que no vas a encontrar nada mejor. Así acabas viviendo en un piso de 50 metros cuadrados, con tres personas más, en el que sospechas que murió la madre de tu casero y rodeado de una mezcolanza de muebles de diferentes procedencias (los años 40, la basura, IKEA...) Y a pesar de todo, se transforma en tu hogar. Pues bien, echa un vistazo a ese hogar y seguro que encuentras los 9 muebles de este ranking, los que no pueden faltar en un piso de estudiantes.

1 Mesa Auxiliar LACK

La puedes decorar, pero va a seguir siendo una mesa de IKEA "La puedes decorar, pero va a seguir siendo una mesa de IKEA"

Reconocible porque parece que pesa más de lo que realmente aparenta y porque está ahí en medio del salón esperando a golpearte en la rodilla. De diferentes colores, también reconocerás esta mesa porque la has visto en la peluquería del barrio o en el dentista con una cantidad ingente de revistas del año pasado encima. Esto demuestra su carácter multidisciplinar: la puedes usar para dejar el ordenador portátil, para subirte en ella y cambiar una bombilla, para sacarla a la terraza (si eres afortunado de tener una) y tomar en ella unas copas... Eso sí, aconsejamos que si pusiste tus pies en ella la noche anterior, no se lo digas a tu compañero que ahora está comiendo espaguetis sobre ella mientras ve "Los Simpson".

2 Espejo KRABB

Hasta Velma, la cerebrito de Scooby Doo, se hace selfies en este espejo "Hasta Velma, la cerebrito de Scooby Doo, se hace selfies en este espejo"

Tan vistoso como tremendamente disfuncional, este espejo decorará los pasillos o habitaciones de todos los pisos de estudiantes. Gracias a su conocida forma en onda, la función del espejo quedará relegada a un segundo plano, pues apenas podrás verte reflejado entero por muy delgado que estés. Pero ¿y lo bonito que queda?  Gracias a él podremos subir nuestras selfies en la habitación a Instagram, aunque se vea más el gotelé de la pared que a nosotros mismos. No os olvidéis de ponerle la etiqueta no-oficial #wavymirror para desatar todo el potencial de vuestra foto. Y es que estamos seguros de que el de Blancanieves era un espejo Krabb.

3 Silla Plegable GUNDE

La peor pesadilla de tu espalda "La peor pesadilla de tu espalda"

Porque tu casero pensó aquello de "¿qué mejor que una silla de plástico plegable para que estudie cómodo?" cuando vio el precio de dicha silla. Lo bueno, que si te falta espacio (que poco a poco empezará a faltarte) la puedes plegar porque realmente nunca la vas a usar demasiado. Bueno sí, como complemento al armario. ¿La sudadera que te has quitado al llegar a casa? A la silla. ¿Las cuatro camisetas que están encima de la que te quieres poner? A la silla. ¿La ropa que acabas de recoger del tendedero? A la silla. Y en su variante más descuidada ¿la toalla mojada con la que te acabas de secar? A la silla. ¿El Teide al lado de tu silla plegable Gunde a final de año? Un pequeño sobresalto.

4 Pantalla para lámpara REGOLIT

Todos pensabamos al principio que por ser de papel iba a acabar ardiendo "Todos pensabamos al principio que por ser de papel iba a acabar ardiendo"

Nadie esperaba que una lámpara de papel fuera a ser tan funcional y decorativa. Seamos sinceros, si tu casero hubiera dejado la lámpara de araña, ésta hubiera acabado como la de la Familia Addams. Nadie quiere hacerse cargo de limpiar una lámpara de araña. La solución más barata pasaba por este invento de IKEA, que recoge polvo igualmente (y si no os lo creéis, probad a pasarle un trapo a la que hay en vuestra habitación), pero sus ventajas son claras: alumbra, decora si no está muy destartalada y apenas te dolerá si te golpeas con ella por ser muy alto.

5 Televisor de tubo

Los televisores que con un golpe se arreglan "Los televisores que con un golpe se arreglan"

Cuando tu casero decidió renovar su televisión y se compró aquella Smart TV de 45 pulgadas de la que no sabe ni utilizar la mitad de los botones que tiene (y seguro que si encima vive cerquita te hizo a ti instalársela), su antigua Phillips de 20 pulgadas que todavía funcionaba acabó en tu piso. Reconocible por tener más culo que Nicki Minaj, esta televisión os sigue sirviendo para ver "Gran Hermano", pero no estamos seguros de que en un par de años no lleves un look a lo Martirio gracias a su radiación. Esta tele de tubo además viene en dos formatos: las que no tienen mando a distancia y te tienes que levantar para cambiar de canal o las que deciden ponerse en blanco y negro para que recuerdes tiempos que ni viviste. Eso sí, a la casa le da un estilo kitsch muy valorado, sobre todo si encima ponéis a la muñeca bailando sevillanas.

6 Botellas decorativas de bebidas espirituosas

Escóndelas cuando tu madre venga de visita "Escóndelas cuando tu madre venga de visita"

Porque a los caseros les encanta poner estanterías por toda la casa (como si se creyeran que las vais a llenar de libros) o porque tenéis que rellenar el mueble gigante de madera que hay en el salón porque si no se nota demasiado el polvo, las botellas vacías son el elemento decorativo más ocioso y barato.  Esta decoración está mayoritariamente compuesta por botellas de cerveza aunque alguna botella de bebida de gradación mayor puede colarse (vodka, ginebra, ron...). Y es que esa noche en la que os volvisteis locos, comprasteis alcohol de marca reconocida y no blanca y la escasa resaca que eso supuso es necesario recordarla y rememorarla. Y también está feo tirar la botella de aquel licor asqueroso que te trajo tu amigo de su viaje a cualquier país cercano a Rusia.

7 Regletas

Tendrás una hasta en el baño "Tendrás una hasta en el baño"

Muchas y por toda la casa. Porque es físicamente imposible conectar en el mismo enchufe del salón tu portátil, el de tu compañero, el radiador y tu móvil cargando sin utilizar una maxiregleta. 

8 La pareja de uno de tus compañeros de piso

La imagen es lo suficientemente descriptiva por sí misma "La imagen es lo suficientemente descriptiva por sí misma"

Suponiendo que sois tres en casa y que tú eres el soltero normal, tus otros dos compañeros serán el promiscuo gracias al cual cada sábado por la mañana verás a un desconocido diferente pululando por tu casa y el compañero de tener pareja estable. Es éste último al que hay que tener miedo pues al principio verás a su pareja por casa porque la ha invitado a comer o porque muy de vez en cuando se queda a "dormir"... pero eso con el tiempo irá variando hasta transformarse en la persona que te deja sin agua caliente cuando vas a ducharte, que ha hecho sitio para su cepillo de dientes apartando el tuyo o que te quita el hueco en el sofá. Enhorabuena, tienes un gorrón en casa cuya existencia sólo va a traer problemas. Mi consejo pasa por proponerles que empiece a pagar alquiler, verás que salen huyendo.

9 El hámster

Representación en 3D, que las reales pueden afectar a mentes sensibles "Representación en 3D, que las reales pueden afectar a mentes sensibles"

Y no me refiero al animal roedor que tenías de mascota con 12 años precisamente. Tú, que presumes de ser uno de los pocos estudiantes medianamente limpios e higiénicos y que mandas por Whatsapp fotos a tu madre cuando dejas el baño impoluto, cuando coges la escoba... ¿mueves el sofá o aquella estantería llena de trastos? Sabemos que la respuesta es no. Es ahí, donde si algún día te da el venazo de limpiar vas a encontrar al hámster: una bola de pelusa masiva que provocará arcadas y más de una alergia a quien le enseñes tal descubrimiento. Lo triste es que seguramente esa pelusa lleve ahí más tiempo que tú viviendo.

Comentarios