Los momentos clave de la investidura de Mariano Rajoy

Los momentos clave de la investidura de Mariano Rajoy

Tras la abstención del PSOE Mariano Rajoy ha sido investido Presidente, terminando así el periodo más largo de inestabilidad política de la democracia española.

Política María Pérez García María Pérez García 31 Octubre 2016 12:09

Este sábado, 29 de octubre, Mariano Rajoy ha sido investido presidente tras 10 meses de gobierno en funciones. El candidato del Partido Popular ha sido electo con 170 votos a favor, 111 en contra y 68 abstenciones. Mientras que en la Cámara Baja se celebraba la ceremonia de investidura, en las afueras del Congreso tenía lugar una protesta pacífica en contra de la votación. El debate se desarrolló sin altercados, poniendo fin al periodo más largo de inestabilidad gubernamental de la democracia, con 315 días de gobierno en funciones. 

Aunque el protagonista del debate era Mariano Rajoy, todas las miradas estaban puestas en el Partido Socialista y el mandato del Comité Federal del PSOE, que ordenaba la abstención. Aquellos que votaran no, deberían atenerse a las consecuencias. Finalmente fueron 15 los diputados que desobedecieron la disciplina de voto, entre ellos los siete parlamentarios del PSC. Estos serán sancionados, aunque desconocemos las consecuencias, que pueden ir desde multas de 600 euros hasta su expulsión. 

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, declaró durante su discurso, que los socialistas van a estar vigilantes de cada paso que de Rajoy y le quiso dejar claro que "está en clara minoría" y por ello en "una estrecha vigilancia". 

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, hizo a modo de advertencia una predicción, afirmando que se están sentando las bases para que Podemos gane las elecciones y gobierne dentro de poco. También quiso dedicar unas palabras al ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, del que ha admitió que es "un buen político porque resistió", aunque le ha achacado haber herido de "muerte" a su partido. 

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, ha mostrado su apoyo a Rajoy afirmando que "todo irá bien", siempre y cuando cumpla con todas las exigencias de su formación. En una nota irónica hacía Pablo Iglesias, Rivera afirmó que la formación de gobierno era una mala noticia para Podemos, pues ahora tendrán que trabajar

El momento más tenso de la noche se vivió con el discurso del parlamentario por ERC, Gabriel Rufían, el cual declaró que el Congreso es un lugar al que "se viene a trabajar, a hacer cosas y no a falsear la historia". La mayor parte de los ataques fueron dirigidos contra el Partidos Socialista, acusando a sus miembros de "traidores" que se han doblegado ante una "cacique" apuntando hacia Susana Díaz. La vicepresidenta en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, en respuesta a estas palabras, ha declarado que todos los diputados y partidos políticos de la Cámara baja merecen un respeto, calificando además de "intolerable" la intervención de Rufián. 

Mientras la ceremonia se desarrollaba, las calles se llenaban en una protesta contra la investidura de Mariano Rajoy. La policía cifra la asistencia en unas 4.000 personas, mientras que los organizadores hablan de 10.000. La manifestación se desarrolló de forma pacífica, aunque miembros de Ciudadanos denunciaron que un grupo de exaltados les dedicó toda clase de improperios, llegando incluso a lanzar latas de cerveza y mecheros, entre otros objetos. 

Comentarios