El misterio de las tapas "gratis": ¿qué las hace rentables?

El misterio de las tapas "gratis": ¿qué las hace rentables?

Las tapas son un importante reclamo en todos los bares de España.

La Federación Española de Hosteleros afirma que seis de cada diez bares en España sirven una tapa con la consumición. No es un porcentaje tan elevado para la fama que existe en el país. La clave está en la diferencia entre Comunidades Autónomas, con algunas zonas (no es nuestra intención dar nombres) en las que la bebida viene sin acompañamiento y otras en las que con una sola caña ya puedes cenar tranquilamente.

¿Algunas provincias son, simplemente, más tacañas que otras? No exactamente. Ahora bien, ¿realmente las tapas gratis salen rentables? La respuesta es un sí rotundo. Para demostrarlo, aparte de la fidelización que suponen, podemos fijarnos en el precio de la bebida. En Madrid, tierra de tapeo, una caña o un doble cuesta mucho más que en Andalucía. Por tanto, el precio de la comida viene incluido en la bebida. 

La estrategia del tapeo

Las tapas, un importante reclamo "Las tapas, un importante reclamo"

Las tapas gratis tienen toda una estrategia detrás de fidelización del cliente digna de admiración que no deberíamos minusvalorar. 

Pongámonos en situación. Un bar nuevo abre en nuestro barrio, en una zona transitada y rodeada de establecimientos similares. ¿Cuál es uno de los mejores reclamos para atraer a los vecinos? Sin duda, las tapas abundantes. Es probable que, en caso de que triunfe y logre una masa fiel de seguidores, el tamaño de las tapas vaya decreciendo hasta situarse al nivel del resto. Para entonces, ya habrá conseguido su hueco. 

Pero ojo, no es solo cantidad lo que se busca. La calidad es igual o más importante. La comida casera es, sin duda, la gran triunfadora en este aspecto. Pero incluso si lo que se sirven son frutos secos, la calidad de los mismos será examinada con lupa por los consumidores. Patatas bravas o tortilla son otros 'must' para tener contentos a sus fieles.

Por si fuera poco, las tapas gratuitas pueden servir para prolongar de forma indefinida el tiempo de los clientes en el bar. Muchas veces una tapa inesperada en mitad de la cerveza puede provocar que se pida otra ronda, ya sea por sed o por no hacer el feo. El objetivo está conseguido. 

Comentarios