Miguel Ricart, el asesino de las niñas de Alcàsser lleva seis años en libertad y escondido

Miguel Ricart, el asesino de las niñas de Alcàsser lleva seis años en libertad y escondido

Las teorías en cuanto al paradero del culpable del caso apuntan a una nueva vida en Francia o a la estancia en Valencia junto a su familia.

Fue condenado por el triple crimen de las niñas de Alcàsser junto a Antonio Anglés y se encuentra en libertad desde noviembre de 2013. Miguel Ricart Tárrega fue considerado culpable de tres delitos de asesinato como cooperador necesario, tres de rapto con la agravante de ensañamiento y cuatro de violación. Por todo ello fue condenado a un total de 170 años de prisión.

Según la sentencia, Ricart debería haber abandonado la cárcel en enero de 2023, pero la aplicación de la doctrina Parot provocó su salida de la prisión de Herrera de la Mancha en noviembre de 2013.

Ahora, seis años después de que se le concediera la libertad, existen varias teorias sobre su paradero. Por un lado, hay quien dice que huyó a Francia y allí logró rehacer su vida, pero también hay quien sostiene que vive con su hija en el pueblo valenciano de Benetússer. 

Lo cierto es que, tras su salida de prisión en 2013, Ricart se dirigió a Madrid donde permaneció cuatro días, hasta que el día 4 de diciembre se dirigió a Córdoba y tomó un autobús con destino a Barcelona en compañía de un sacerdote. Allí terminan todas las pistas sobre los pasos del condenado por asesinato. El resto, son teorías.

La última imagen disponible de Miguel Ricart "La última imagen disponible de Miguel Ricart"

Nadie sabe exactamente dónde se encuentra Miguel Ricart, aunque sí hay quien se ha dedicado a recabar pruebas sobre su posible paradero. Es el caso del documentalista Marc Romero, que sostiene que vive en Francia en el anonimato. Esta teoría se apoya además, en las declaraciones de su hija, Rosa Ricart, que confesó que nunca había visto a su padre en persona. Lo hizo en el documental 'El caso Alcàsser' de Netflix, que recoge diferentes testimonios sobre el triple crimen de Miriam, Toñi y Desirée.

Sin embargo, hay quien no da por válido el testimonio de Rosa Ricart y sitúa a su padre en Benetússer, dado que las únicas personas cercanas que le podrían prestar ayuda son su hija, su hermana y sus sobrinos, y todos ellos habitan actualmente en este pueblo de 15.000 habitantes al sur de Valencia.

La gran incógnita del caso Alcàsser

Miguel Ricart fue condenado el 5 de septiembre de 1997 como colaborador del crimen de las niñas de Alcàsser, ya que el tribual consideró a Antonio Anglés el autor material de los hechos.

Sin embargo, el caso continúa siendo a día de hoy todo un enigma y algunos investigadores aún apuntan a que los dos inculpados fueron escogidos como 'cabezas de turco' para no indagar en la verdadera identidad de los culpables.

Algunas de las teorías que se mantienen aseguran, incluso, que los asesinos, movidos por dinero, perpetraron las torturas mientras rodaban vídeos de crímenes, conocidos como 'snuff movie' para personalidades de las altas esferas españolas.

Desirée, Miriam y Toñi, las niñas de Alcàsser "Desirée, Miriam y Toñi, las niñas de Alcàsser"

La incertidumbre que rodea este caso ha hecho salir a la luz toda la información disponible sobre los inculpados en el caso. De este modo, los informes psiquiátricos que se realizaron a Miguel Ricart durante su estancia en prisión revelan una infancia sometida a los malos tratos de su padre y a las situaciones conflictivas, que se complicó tras comenzar a consumir drogas como el hachís o la cocaína a los 18 años. 

Su adicción y el derroche de dinero que esta suponía, condujeron a Ricart al divorcio con su mujer y a entablar una estrecha relación con su proveedor de sustancias y futuro condenado por el crimen de Alcàsser, Antonio Anglés

Las últimas declaraciones del condenado fueron contundentes: "Quiero desaparecer. Que pase todo ya de una vez. Que se me olvide". Y así ha sido, porque el paradero de Miguel Ricart es ahora toda una incógnita para la que nadie parece tener respuesta.

Comentarios