Buscar
Usuario

Vida

Los mejores y peores helados infantiles del supermercado, según la OCU

La OCU publica su análisis de los helados infantiles distribuidos en supermercados españoles tras analizar 50 variedades.

Los mejores y peores helados infantiles del supermercado, según la OCU Los mejores y peores helados infantiles del supermercado, según la OCU

Foto: Envato

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha revisado el etiquetado y comparado la composición de 50 helados para niños, incluyendo polos y sorbetes, helados de leche, helados mixtos y algunos con galleta y barquillo.

Desde el organismo advierten de que "la mayoría tiene un alto valor calórico, a excepción de los de hielo" y señalan cuáles son los peores y mejores del mercado en la actualidad. Los helados analizados tienen un valor energético medio. Destacan los de hielo, los menos calóricos: 100 kilocalorías por 100 g de media frente a los 210 kcal/100 g es lo que aportan de media los helados de leche y 303 kcal/100 g, los que llevan galleta o barquillo.

En cuanto a sus ingredientes, aportan a nuestro organismo principalmente hidratos de carbono y grasas. Su contenido en micronutrientes (vitaminas o minerales) y fibra es escaso. Estas son las proporciones medias encontradas de azúcares simples, grasas y proteínas en los grupos más homogéneos.

Composición de los helados

  • Polos y sorbetes 17,9 gramos de azúcares simples por cada 100 / 1,3 gramos de grasas por cada 100 / 0,1 gramos de proteínas por cada 100
  • Helados de leche 22,3 gramos de azúcares simples por cada 100 / 10,5 gramos de grasas por cada 100 / 3,1 gramos de proteínas por cada 100
  • Conos y sándwiches 26,6 gramos de azúcares simples por cada 100 / 14,2 gramos de grasas por cada 100 / 4,1 gramos de proteínas por cada 100

La OCU señala que, además de la grasa láctea, en la elaboración de helados se usan grasas vegetales, que no solo afectan al valor nutritivo del alimento, sino que determinan la estabilidad del helado, ya que tienen distinta temperatura de fusión.

La mayor grasa encontrada es de coco y palma, las de peor calidad. También se han encontrado oteras grasas y aceites de origen vegetal, como la colza (o nabina) o manteca de cacao; así como, con menor frecuencia, aceite de girasol y de karate o Shea.

Aditivos y aromas

Los helados analizados por la OCU son alimentos procesados que no están libres de aditivos. En muchos casos aparecen con el nombre completo en lugar de su código 'E' en su lista de ingredientes. Encontramos, en este caso:

Emulsionantes

Permiten la formación de una emulsión estable a lo largo del tiempo, proporcionando cremosidad y cuerpo al alimento. Entre los más comunes se encuentran las lectivas (E322), mono y diglicéridos de ácidos grasos (E471). OCU valora el segundo (E471) como "no recomendable".

Estabilizantes

Se trata de moléculas solubles en agua añadidas a la mezcla para incrementar la viscosidad, prevenir la separación de los glóbulos de la grasa y minimizar el crecimiento de cristales de hielo y lactosa durante el almacenamiento.

Entre los aditivos estabilizantes más frecuentes encontramos las "gomas": goma garrofín (E410), goma guar (E412), goma arábica (E414), goma xantana (E415) y también los carragenanos (E407) y los alginatos (del E401 al E405).

Colorantes

Ampliamente utilizados en helados infantiles, proporcionan llamativos colores a cada producto. Encontramos colorantes como las clorofilas (E141), antocianinas (E163), la curcumina (E100) y los caramelos amónico (E150c) o el caramelo sulfito amónico (E150d). En opinión de OCU, estos dos últimos (E150c y E150d) son aditivos "a evitar".

Algunos fabricantes son conscientes de la mala fama de los colorantes industriales entre la población, motivo por el que han comenzado a sustituir estos ingredientes por otros naturales. Entre ellos, podemos encontrar jugos concentrados de remolacha o la baya de saúco.

Artículos recomendados

Comentarios