Buscar
Usuario

Noticias

Así es la mayor matanza de animales del mundo en Nepal: 300.000 animales son degollados

Se van a degollar a más de 300.000 animales en el Festival Gadhimai, un ritual de sacrificio en honor a una diosa que se hace cada cinco años.

Así es la mayor matanza de animales del mundo en Nepal: 300.000 animales son degollados

Todo empezó hace 265 años en un pueblo nepalí llamado Bariyarpur, cerca de la frontera con India. A Bhagwan Chowdhary, un monje cautivo en prisión, se le apareció en sueños la poderosa diosa Gadhimai. Esta le prometió que lo liberaría y le traería prosperidad a cambio de levantar un templo en su honor y realizar un sacrificio humano.

Bhagwan no dejó escapar la oportunidad de liberarse y cumplió el primer requisito fundando el Templo de Gadhimai. Pero en cuanto a la segunda condición, el monje hizo una pequeña variación y en vez de humanos sacrificó animales. Como todas las leyendas hindúes, esta tradición fue pasando de generación en generación, celebrándose cada cinco años y atrayendo cada vez a más devotos ansiosos por saciar de sangre a la diosa. 

Han pasado cinco años desde la última y por eso este 2019, de nuevo, tocaba celebrar la mayor matanza ritual de animales del mundo. Se calcula que más de 300.000 animales serán degollados con un khukuri, una afilada espada popular en Nepal.

Entre los animales víctimas de este ritual se encuentran mayoritariamente búfalos, cabras, pollos, cerdos y patos, e incluso ratas y palomas. Según informa El Mundo, unos 200 carniceros ya han entrado en el recinto arenoso y amurallado más grande que un campo de fútbol.

Cientos de carniceros nepalíes degollan animales con un khukuri "Cientos de carniceros nepalíes degollan animales con un khukuri"

Las autoridades del Templo de Gadhimai, en cuyos alrededores se celebra esta matanza, ya prohibieron el evento hace cuatro años. Pero al parecer los funcionarios han dejado que sus creencias personales gobiernen sobre las órdenes judiciales. 

Intentos fallidos de frenar una sádica tradición

Muchosos colectivos animalistas llevan años queriéndolo parar. Incluso las autoridades del país vecino, de India, prohibieron en la anterior edición de esta matanza disfrazada de festival el envío de animales a su vecino nepalí. Pero los comerciantes que llevan a los animales siguen cruzando sin licencia la frontera.

Entre otras organizaciones, Igualdad Animal lanzó  hace semanas una campaña para intentar detener la matanza. Este mismo colectivo se manifestó en las embajadas de Nepal en países como España, Inglaterra o México. Pero ha vuelto a correr la sangre en Bariyarpur.

Ya han empezado a correr ríos de sangre en este sádico ritual que presenciarán miles de niños. Familias enteras atentas a una matanza de tres días, celebrada como una fiesta que les traerá salud y prosperidad. Lo harán junto a los ancianos que mezclaran su sangre con la derramada con la esperanza de alargar su vida a cambio de la de miles de animales. 

Artículos recomendados

Comentarios