Magaluf: ¿se acabó el desmadre británico en España?

Magaluf: ¿se acabó el desmadre británico en España?

Esta semana entraba en vigor una nueva ordenanza que multaba orinar en la calle, pasear desnudo o hacer balconing. Pero parece que ha servido de poco.

Noticias 07 Junio 2015 16:17

En la pequeña localidad mallorquina de Magaluf apenas se escucha hablar español. Con poco más de 4.000 redisentes censados, la cifra de turistas británicos puede multiplicar varias veces ese número. Magaluf ha sido, hasta ahora, sinónimo del todo vale para los británicos: desde el peligroso balconing a prácticas sexuales sin límites.

Las más recientes, el vídeo de una joven británica que en poco más de dos minutos realiza felaciones a 24 jóvenes distintos a cambio de alcohol. O el sadomasoquismo con enanos en una despedida de solteros. Todos ellos convenientemente grabados y compartidos en redes sociales para escandalizar a británicos y españoles a partes iguales.

Este fin de semana todo esto debía de acabar tras la aprobación de una nueva ordenanza que incluía elevadas multas por diversas prácticas habituales en Magaluf.

Las nuevas normas de Magaluf

La fiesta británica en Magaluf "La fiesta británica en Magaluf"

· Prohibido beber en la calle entre las 10 de la noche y las 8 de la mañana

· Ninguna tienda podrá vender alcohol más allá de la medianoche

· 750€ de multa por urinar en la calle o estar desnudo en público

· 3000€ de multa por practicar balconing

· Multa a los acompañantes del infractor que permiten el delito

· Límite de 20 personas en cada recorrida de bares y nuevas regulaciones

Todo sigue igual en Magaluf

Sin embargo, tras las primeras noches de fiesta con la nueva legislación, "todo sigue igual o peor". Es la protesta de los vecinos que, año tras año, ven cómo se intentan aprobar leyes más estrictas pero luego nadie cumple. Y es que Magaluf ya depende de este turismo de fiesta británico y las autoridades prefieren mirar para todo lado con tal de no dejar de ingresar.

El éxito de Magaluf en el Reino Unido es precisamente el marketing de una semana loca en la que todo vale por poco precio. De ahí surgen despedidas de soltero y numerosos grupos de amigos que acuden a Mallorca, sobre todo en verano. Por menos de 300 euros es posible reservar una semana de fiesta en Magaluf con todo incluído: billete de avión ida/vuelta desde Gatwick, traslados y una semana de alojamiento en resort con casi todo incluido.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados