Buscar
Usuario

Vida

La madre del asaltante de búfalo del Capitolio exige que le proporcionen comida orgánica en prisión

Jake Angeli vive a sus 33 años con sus padres, que le sirven una estricta dieta orgánica que ahora no puede seguir en prisión.

La madre del asaltante de búfalo del Capitolio exige que le proporcionen comida orgánica en prisión La madre del asaltante de búfalo del Capitolio exige que le proporcionen comida orgánica en prisión

Foto: GTRes

Jake Angeli, el esperpéntico asaltante del Capitolio y seguidor de Donald Trump que fue fotografiado vestido de búfalo con un gorro de cuernos, ya ha sido arrestado por su papel en los disturbios del pasado 6 de enero de 2021.

Desde entonces, se niega a comer en la cárcel porque no le sirven comida orgánica. La madre ha explicado ante los medios que su hijo Jake no comerá nada que no sea orgánico porque esta es la estricta dieta que le sirven en casa. Jake vive con sus padres y tiene 33 años, además de ser un ferviente participantes de los mítines de Donald Trump. También es un veterano de la Armada de Estados Unidos.

Jake Angeli es un pseudónimo, puesto que su nombre real es Jacob Chansley. En estos momentos se encuentra acusado de cuatro delitos menores, entre los que destacan conducta desordenada en el Capitolio e ingreso a espacios restringidos sin permiso de las autoridades.

Jake Angeli se convirtió en el símbolo del asalto al Capitolio "Jake Angeli se convirtió en el símbolo del asalto al Capitolio"

El pasado 11 de enero se celebró su primera audiencia y el juez pidió a los guardias de la cárcel cubrir su dieta. Con ello, es probable que el joven empiece a recibir la comida orgánica que esperaba. Previamente, Jacob se ha mostrado confiado en su horizonte judicial, ya que aseguró no haber quebrantado ninguna ley porque el Capitolio yase encontraba con las puertas abiertas cuando ingresó en su interior.

Cinco muertos durante el asalto

El asalto al Capitolio ha dejado un total de cinco muertos, según el último balance publicado por las autoridades. Cuatro de los muertos fueron manifestantes a favor de Donald Trump que participaron en la insurrección violenta. El otro fallecido fue un policía llamado Brian Sicknick, de 42 años.

Los manifestantes que murieron fueron identificados como Ashli Babbit, de 35 años; Benjamin Philips, de 50 años; Kevin Greeson, de 55 años; y Rosana Boyland, de 34 años. Las protestas han generado un revuelo internacional y han dañado seriamente la imagen de Estados Unidos.

Artículos recomendados

Comentarios