Buscar
Usuario

Vida

El pasado de la líder de Almas Veganas como trabajadora de un matadero: "No era consciente"

El colectivo animalista se define a sí mismo en Twitter como "antiespecista, transfeminista y libertario, que lucha por la liberación animal".

El pasado de la líder de Almas Veganas como trabajadora de un matadero: "No era consciente"

Ella se ha convertido en toda una institución televisiva a lo largo de este último verano, al menos en lo que respecta a la protección animal y la defensa de los derechos de los animales. Fanny, una de las creadoras de la organización Almas Veganas, ha vuelto a ser partícipe de una nueva polémica surgida en 'Espejo Público' tras su controvertida intervención. 

Es uno de los temas que más debate han suscitado entre la sociedad española, especialmente gracias al favor y al apoyo prestado por las nuevas generaciones, de las que Fanny también forma parte. Uno de sus alegatos consiste en prohibir el consumo de huevos para así poder evitar que "los gallos violen a las gallinas". Sus comentarios no han estado exentos de críticas y momentos que rozan algo más que la tensión. De hecho, se ha enfrentado al mismísimo Karlos Arguiñano, aunque tampoco ha tenido reparo en hacerlo con los colaboradores del programa de Risto Mejide, 'Todo es Mentira'. 

Los extremismos nunca han sido buenos y si bien podría considerarse que las peticiones de Fanny están construidas con fundamento, son muchas las voces que se han mostrado críticas con sus proclamas. Su pasado no tiene desperdicio, de hecho, es bastante sorprendente debido a su presente como defensora animalista

La invitada del programa de Susanna Griso ha relatado su pasado como empleada de un centro de despiece cárnico, al que se refería con mucha frialdad y superficialidad: "Es un lugar donde conviertes a alguien en algo". Sin embargo, la activista ha lamentado desde entonces la labor del lugar al que acudía cada día para recibir un sueldo a fin de mes y asegura que no era consciente porque "el sistema normaliza el uso de animales, pero se puede cambiar". 

Dos de las fundadoras de Almas Veganas pretenden que la sociedad deje de comer huevos para evitar la explotación de las gallinas "Dos de las fundadoras de Almas Veganas pretenden que la sociedad deje de comer huevos para evitar la explotación de las gallinas"

Por otro lado, cuando por aquel entonces acudía a su puesto de trabajo, Fanny asegura que los animales aún no le habían tocado la fibra sensible y afirma que no tenía "conexión" con ellos. Una vez más apelaba a la posibilidad de cambio que defiende y de la que ella misma ha sido partícipe: "Todos podemos evolucionar y adoptar una vida épica". 

Comer huevos de gallinas "violadas", ¿fascismo?

Más allá de fabulosos y místicos, aunque también entendibles, adjetivos que describan la utópica vida que Fanny desea para la comunidad animal, también hay lugar para poner en tela de juicio lo ocurrido con la "esclavitud" de las especies. "Estamos en un refugio para ayudarlos. Ha habido una ola fascista discriminatoria", explicaba, defendiéndose de las críticas que ha recibido el lugar donde ahora ejerce su actividad. El centro Almas Veganas pretende mejorar a la calidad de vida de los animales en granjas que consideran "explotados". Entre sus actividades se encuentra, por ejemplo, la de separar a la de los gallos de las gallinas para que no puedan poner huevos y no puedan ser "violadas". "Los gallineros son campos de concentración", afirmaban en un vídeo publicado en agosto. 

Siente que su familia la apoya intensamente y con determinación. "La realidad que viven los animales es muy cruda", reflexionaba, aunque no sin tener la puntualización del colaborador Ángel Antonio Herrera, que le acusó de tratar a los animales como personas. "Todos los que estamos aquí somos animales", le espetó la joven. Por otro lado, siguiendo su afán protector medioambiental, del cual hacen gala en su cuenta de Twitter, Fanny también respaldaba, en el mencionado vídeo, la opción de que el veganismo sea contemplado como una solución al cambio climático: "Si comiéramos plantas no tendríamos que deforestar los bosques".

Sin ser esta su única aparición en la cadena, Fanny era invitada a principios de septiembre de 2019 para hablar y dar sus argumentos sobre la cuestión, llegando a provocar enfrentamientos con los colaboradores del programa por sus polémicos alegatos: "Cuando condenes a asesinos a los que has apoyado en tu muro de Facebook, hablamos". Esta frase se la dijo una de las periodistas presentes en plató, haciendo referencia al asesinato de Víctor Laínez a manos de Rodrigo Lanza, al cual la joven habría apoyado.

Artículos recomendados

Comentarios