Liberland, nuevo país de Europa. ¿Realidad o ficción?

Liberland, nuevo país de Europa. ¿Realidad o ficción?

Vít Jedlicka, ciudadano checo, proclamó el pasado 13 de abril la creación de Liberland. ¿Conseguirá este nuevo país abrirse paso en Europa?

Política Jorge Rubio Sánchez Jorge Rubio Sánchez 23 Septiembre 2015 16:29

¿Quién no ha pensado alguna vez que su país no funciona correctamente? En el sofá de casa, en el bar con los amigos, en las redes sociales. Muchos somos los que hemos criticado o criticamos (y lo seguimos haciendo) la marcha de nuestro país. ¿¡Pero cómo se les ocurre hacer esto!? ¿De verdad, en qué están pensando? Si está claro que hay que hacerlo así, así y así. Ya es popular el Spain is different, qué se le va a hacer.

Viajemos ahora al este, a la República Checa. Vít Jedlicka, ciudadano y político checo de 32 años, pensaba exactamente lo mismo. Hastiado del mal funcionamiento de su país, se metió en política. Desde el Partido Democrático Cívico trató de implantar sus ideas liberales en la sociedad. El exceso de poder del que gozan los gobiernos hoy día conduce a una sobrerregulación, unos impuestos excesivos y es causa directa de la corrupción, afirma. Tras cinco años en el partido y cansado de intentar cambiar el sistema desde dentro, ha decidido optar por otra vía. La creación de un nuevo país, Liberland. Así lo hizo el 13 de abril, cuando izó por primera vez la bandera en su recién estrenado país.

Fundadores de Liberland: Vít Jedlicka, su mujer y su mejor amigo "Fundadores de Liberland: Vít Jedlicka, su mujer y su mejor amigo"

1 ¿Dónde se encuentra?

La idea de crear un nuevo país ya se le había ocurrido en alguna ocasión, solo necesitaba una localización para ello. Fue entonces cuando descubrió que un estadounidense llamado Jeremiah Heaton se había apoderado de kilómetros y kilómetros de terreno (terra nullius) entre Egipto y Sudán. Comenzó entonces a indagar acerca de estos territorios no reclamados y descubrió la localización perfecta para su futuro Estado. En Europa, en la región de Gornja Sliga, su país no se vería sometido a la inestabilidad ni las guerras que azotan África y sería una zona segura y próspera para los nuevos ciudadanos de Liberland.

Tras la disolución de la antigua Yugoslavia en las nuevas repúblicas actuales, siete kilómetros cuadrados de territorio no fueron adjudicados ni reclamados por ninguna de ellas. Es lo que se conoce como terra nullius o tierra de nadie. Es justo en este territorio, entre las fronteras de Serbia y Croacia, donde se sitúa Liberland. O al menos es en este territorio donde Vít Jedlicka, actual presidente, reclama su soberanía. 45° 46' Norte, 18° 52' Este, son sus coordenadas.

Localización de Liberland "Localización de Liberland"

2 ¿Cómo será Liberland?

Son muchas las ideas liberales que Jedlicka quiere implantar en la nueva sociedad del recién creado país. Sin embargo, a día de hoy y sobre el terreno, lo único que encontramos en estos 7 kilómetros cuadrados es un bosque y una casa abandonada.

Aun así, el proyecto parece que va en serio. Vít Jedlicka ya ha redactado un esbozo de Constitución, accesible en su página web. Según él mismo aseguraba a Vice News, ésta toma como ejemplos las constituciones de Estados Unidos, Suiza o el Reino Unido.

República constitucional con elementos de democracia directa, así define su forma de gobierno. El Ejecutivo constaría de veinte miembros, el merit será la moneda y el checo y el inglés los idiomas oficiales.

Estado actual de Liberland "Estado actual de Liberland"

Jedlicka se imagina Liberland en diez años como una gran ciudad. Una hermosa y moderna ciudad de rascacielos habitada por las mentes más privilegiadas del planeta. Su idea para atraer todo este talento: fomentar la libertad. ¿Libertad por encima de todo?

Sí. Libertad por encima de todo. Impuestos voluntarios, un Estado del Bienestar inexistente y legislación únicamente sobre ciertos temas públicos (seguridad, diplomacia y justicia) dejando a un lado la esfera privada. Un sistema ultra liberal, en definitiva. ¿Quién mejor que tú para gestionar tu propio dinero? Así podría resumirse la visión económica del creador e impulsor de Liberland. En caso de que alguien no pueda costearse la sanidad, la educación o se encuentre en una situación difícil deberá acudir a la caridad. La Iglesia, afirma Jedlicka, es quien aborda estas problemáticas. Juzguen ustedes mismos.

La libertad va más allá del ámbito económico y se expande a la esfera de lo social. Así, por ejemplo, en Liberland, el Estado no se meterá en las relaciones personales de sus habitantes. Estarán permitidos tanto el matrimonio entre personas del mismo sexo como la poligamia. Tampoco estará prohibido el aborto y se dará la opción a aquellos que lo desean a adquirir un arma sin trabas legales. Vive y deja vivir, es su lema.

3 ¿Cómo convertirse en ciudadano?

Si has llegado hasta aquí y te gusta la idea, estás de enhorabuena. Tú puedes ser ciudadano de Liberland. Necesitarás dinero, sí, pero además debes cumplir estos cuatro requisitos. Suerte a los interesados:

1) Tener respeto por los demás independientemente de su raza, origen étnico, religión u orientación política o sexual, así como por sus opiniones.

2) Tener respeto por la propiedad privada, que es intocable.

3) No tener un pasado nazi, comunista o extremista.

4) No tener antecedentes penales.

Solo si cumples los requisitos, podrás pagar el precio de la nacionalidad. Actualmente ronda los 70.000 merits, que al cambio son 70.000 dólares. Aunque en un mercado económico liberal puro rige la ley de la oferta y la demanda. Por lo tanto, si sube la demanda, lo siento pero subirá también el precio.

Pinchando aquí estarás a tan sólo un paso de ser un nuevo liberlandero.

4 ¿Cuál ha sido la respuesta internacional?

Actualmente ningún Estado ha reconocido aún a Liberland como país. Sus vecinos, Serbia y Croacia no parecen ser muy partícipes de la creación de este nuevo Estado y ya se han vivido ciertas tensiones vecinales. Croacia califica la creación de Liberland como un chiste y Serbia como un acto de frivolidad. El chiste parece no haber causado sensación entre las autoridades croatas, ya que detuvieron a Jedlicka el pasado mayo al tratar de acceder a los 7 km2 de nuevo territorio soberano desde sus tierras.

Vít Jedlicka, sin embargo, no ceja en su empeño. Afirmaba en Vice News que la diplomacia es clave. Ha mantenido ya conversaciones con ciertos países y asegura haber accedido a un informe confidencial de la CIA que augura la viabilidad del reconocimiento del nuevo Estado a su autosuficiencia energética. Para tal fin, se están planteando la creación de una central nuclear.

Incluso aseguraba su actual presidente que Liberland ha recibido algún ofrecimiento de reconocimiento a cambio de nada más y nada menos que un coche, un Mercedes. Se trataba de un país africano y tuvieron que rechazar la oferta, ya que creen que esta no es la vía adecuada para conseguir sus fines.

Logren o no el reconocimiento internacional, hay algo que ya han conseguido: aparecer en Wikipedia.

Comentarios