Liberan a dos hombres drogados y explotados sexualmente las 24 horas del día en Valencia

Liberan a dos hombres drogados y explotados sexualmente las 24 horas del día en Valencia

La policía los ha encontrado retenidos en una casa de prostitución de la capital del Turia, donde eran obligados a drogarse.

La Policía Nacional ha liberado a dos jóvenes que estaban siendo explotados sexualmente en una casa de prostitución en Valencia. Según los agentes, las víctimas se encontraban en "condiciones infrahumanas" retenidos en el prostíbulo donde eran obligados a drogarse para poder "trabajar" las 24 horas del día. 

El hombre que regentaba el lugar tiene antecedentes policiales y ha sido detenido y puesto a disposición judicial. Las investigaciones a su alrededor comenzaron el pasado mes de abril, en el momento en el que llegaron a los agentes las sospechas de que dos jóvenes podían ser víctimas de explotación sexual. 

La policía enseguida localizó la casa en la que supuestamente estaban retenidas las víctimas y, tras realizar una primera inspección, llegaron a la conclusión de que aquel inmueble era un local de prostitución. En ese preciso momento se encontró a las víctimas que inmediatamente fueron liberadas, y se les prestó asistencia y la protección que necesitaban. 

Estaban en situación irregular en España

Las víctimas eran obligadas a drogarse para poder ser explotadas durante las 24 horas del día "Las víctimas eran obligadas a drogarse para poder ser explotadas durante las 24 horas del día"

El sospechoso había contactado con las víctimas a través de algunas páginas de Internet, según fuentes cercanas a los agentes a las que ha tenido acceso Europa Press. Tras asegurarse de que se encontraban en situación irregular en España, los citó en la casa con la promesa de ofrecerles unas buenas condiciones de trabajo. Según el relato, el acusado aprovechó la visita de los jóvenes para quitarles el pasaporte y empezó a explotarles sexualmente las 24 horas del día. 

El arrestado se quedaba con todo el dinero conseguido con los servicios sexuales de las víctimas y además les exigía una deuda por la manutención en el piso. Los agentes han podido saber también que el detenido les insultaba y les impedía salir del domicilio y que además les obligaba a drogarse para mantenerse activos todo el día y poder seguir trabajando para él durante 24 horas.

Además, las víctimas se encontraban controladas en todo momento y amenazadas con ser entregadas a la policía si no cumplían las órdenes del detenido, que se aprovechaba así de su situación irregular. 

Comentarios