Buscar
Usuario

Vida

Los desplantes de Letizia a Felipe que hacen pensar en un posible divorcio

Desde que se casasen hace 14 años la relación de los actuales reyes ha estado envuelta en polémica.

En 14 años de matrimonio, la palabra más repetida para definir el estado del enlace entre la reina Letizia y el rey Felipe VI ha sido 'divorcio'. Unos lo aseguraban porque no veían con buenos ojos que una plebeya ocupase la Corona mientras que otros tampoco apostaban por ellos porque las malas lenguas dicen que Felipe VI es como su padre y quiere estar con más de una mujer a la vez. Sea como fuere, ha habido varios momentos y detalles clave que han hecho pensar que el amor entre ambos brilla por su ausencia y por eso nos hemos encargado de recopilarlos todos.

1  Mala relación con la reina Sofía

Letizia no permite que la reina Sofía vea a la Leonor y Sofía "Letizia no permite que la reina Sofía vea a la Leonor y Sofía"

Cuando los Reyes se tienen que trasladar, Letizia llama a su madre Paloma Rocasolano para que se quede al cargo de la princesa de Asturias y de la Infanta Sofía. Todo, a pesar de que disponen de servicio o de que vivien al lado de los Reyes Eméritos. Algo que no les ha sentado nada bien ni a Juan Carlos ni a Sofía, sobre todo a esta última: "Casi no me dejan verlas. Sin embargo, la madre de Letizia se pasa allí el día", se quejaba la reina Sofía a su familia en una reunión en Grecia. 

Y es que Letizia tendría prohibido que su suegra viese a sus nietas si ella no está presente. La mala relación llega al punto de que Doña Sofía le dijo a uno de los mozos de las cuadras de la Zarzuela que le avisase si Leonor y Sofía iban a montar a caballo para ir a verlas. Sin embargo, Letizia se enteró del avisó y amenazó al mozo con despedirle si hacía lo que la reina emérita le había pedido. 

2 Vacaciones de 2013

Felipe acudió solo a la entrega de los premios de la Copa del Rey en el verano de 2013 "Felipe acudió solo a la entrega de los premios de la Copa del Rey en el verano de 2013"

Dicen que la mayor de las crisis de la pareja real española fue en agosto de 2013. Estaban veraneando en Palma de Mallorca pero iban cada uno por su lado, Letizia llegó tres días antes a la isla y también se fue tres días antes que Felipe y sus hijas. De hecho, el círculo más íntimo de los Reyes aseguró que el entonces Príncipe lo estaba pasando muy mal: "Felipe sigue enamorado; mientras que Letizia sigue marcando un espacio fuera de la familia, continuación de su vida anterior, que en ocasiones choca con su actual condición". 

Fue tal el escándalo que se vivió, que Zarzuela salió a desmentir los rumores de divorcio"No hay una crisis matrimonial, sino una crisis en la perpeción pública del matrimonio motivada por la interpretación errónea de determinados hechos. Pero son dos cosas distintas",aseguró Javier Ayuso, el que fuese jefe de comunicación de la Casa Real. 

3  "Jódete"

Tras las famosas vacaciones los rumores de divorcio continuaron y se acrecentaron a finales de ese mismo año cuando el expresidente uruguayo José Mujica visitó España y fue recibido con una cena institucional. Los entonces Príncipes de Asturias vivieron un momento de tensión en plena cena y delante de las cámaras. Letizia le dijo a Felipe "Jódete" con cara de muy pocos amigos y él le contestó con cara de felicidad tratando de hacer como si nada hubiese pasado. 

En realidad no sabemos por qué le dijo que se jodiese, pero lo que está claro es que no se encontraban en el mejor momento de pareja. 

4 Discusión en plena calle

Otra de las grandes crisis de Felipe y Letizia se vivió en 2015, más concretamente el 26 de junio. Ya como Reyes, acudieron al Fórum Impulsa de la Fundación Princesa de Girona y la tensión era palpable desde que entraron al recinto.

En el acto no se sentaron juntos y la Reina parecía enfadada con el Rey, aunque este trataba de disimularlo. Esta situación la vivieron sólo unos días antes de que se supiese que ambos habían discutido en plena calle, más concretamente en Pozuelo Alarcón. Ocurrió cuando se disponían a ir a cenar a casa de unos amigos, pero parece ser que Letizia no quería acudir a la cita. 

Esto se debe a que Letizia quiere seguir llevando su vida de antes y continuar con sus amistades. Además según varios medios, el círculo de Felipe no es muy partidario de ella, por lo que tampoco querría estar en donde no es bienvenida.

Tensión en el bautizo de Irene Urdangarín 

La relación de Letizia con sus cuñadas no es mucho mejor de la que tiene con Sofía. De hecho, tampoco se lleva nada bien con Iñaki Urdangarín. No sólo por su imputación en el caso Nóos, sino porque este habría tratado de convencer a Felipe de que se divorciase. Así que Letizia decidió no volver a hablar nunca más al marido de la infanta Cristina. 

Letizia y Cristina no se llevan nada bien "Letizia y Cristina no se llevan nada bien"

Por este mismo motivo fue por el que Letizia negó la entrada en Zarzuela a los padres de Urdangarín. Y es que Cristina le preguntó a su hermano si sus suegros podían pasar la noche en palacio después del bautizo de Irene Urdangarín, pero Letizia dio un 'no' rotundo. 

Artículos recomendados

Comentarios