Buscar
Usuario

Noticias

Juzgan a un hombre por violar en 729 ocasiones a sus cinco hijas adoptivas

El acusado llegó a percibir importantes ayudas públicas por haber adoptado a las pequeñas.

Conmoción en Rusia después de que un hombre haya sido acusado de violar en 729 ocasiones a sus cinco hijas adoptivas durante un lustro, tal y como han denunciado los medios de comunicación locales.

Los abusos eran tan frecuentes, que cuatro de ellas se vieron obligadas a mantener relaciones sexuales con el hombre que estaba encargado de sus cuidados. El Jefe de la Comisión de Investigación, Ilya Gudkov, ha confirmado los hechos: "Según la investigación, desde septiembre de 2012 hasta febrero de 2017, el acusado cometió sistemáticamente graves delitos sexuales a cinco niñas que había adoptado".

Las pequeñas habían llegado a casa del acusado cuando el orfanato de la región envió una comunicación pidiendo la inmediata acogida de las menores. El acusado corrió a llevarlas a su casa, y a partir de entonces, la vida diaria de las pequeñas se convirtió en todo un auténtico infierno.

El diario The Siberian Times, ha publicado un dato que aún estremece más: el acusado llegó a percibir hasta 20.000 rublos mensuales, al cambio 303 euros, por cada una de las jóvenes que debía de cuidar.

El acusado violó 729 veces a sus cinco hijas adoptadas durante todo un lustro "El acusado violó 729 veces a sus cinco hijas adoptadas durante todo un lustro"

Ahora, las autoridades se encuentran investigando todos los hechos para averiguar qué criterios se aplicaron desde el Instituto de Menores para conceder a este hombre la custodia; así como qué tipo de controles fallaron para que ninguna inspección actuase en contra de estos sucesos.

Las inspecciones rutinarias que realizan las autoridades no hallaron en su momento ninguna anomalía ni evidenciaron lo que realmente estaba sucediendo en la casa, por lo que las autoridades no descartan que alguno de los funcionarios tenga que explicar todo lo sucedido ante el juez.

El condenado ahora enfrenta una pena de prisión de 15 años, pero las que realmente sufrirán las consecuencias de este hecho son las menores. Tras cinco años de abusos continuados, ahora requerirán de terapias para poder superar un trauma que, seguramente, serán incapaces de olvidar.

Artículos recomendados

Comentarios