Ana Julia Quezada: "¿No quieren un pez? Les voy a hacer un pez... mis cojones"

Ana Julia Quezada: "¿No quieren un pez? Les voy a hacer un pez... mis cojones"

El juez considera que la acusada quiso "hacer más grave el sufrimiento de los padres".

El juicio por el asesinato del pequeño Gabriel Cruz continúa. El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Almería, Rafael Soriano, está valorando la personalidad de la asesina confesa del menor para determinar su tipología y valorar el grado de consciencia con el que actuó.

En este caso, el magistrado ha subrayado la "conducta de desprecio" hacia los padres del menor y ha destacado especialmente su trabajo para que creyeran que estaba vivo y, con ello, mantuvieran las esperanzas de encontrarle.

En este sentido, el juez Soriano destaca que la acusada quiso "hacer más grave el sufrimiento de los padres" y que para ello llegó a "sobreactuar, fingiendo desmayos", así como que "se exhibió de forma pública y notoria de modo compungido y afligido por un niño que había matado días antes con sus propias manos".

Ana Julia intentó ocultar el asesinato de Gabriel hasta que fue sorprendida portando su cadáver en el maletero "Ana Julia intentó ocultar el asesinato de Gabriel hasta que fue sorprendida portando su cadáver en el maletero"

En este sentido, el juez considera que pudo cometer un delito contra la integridad moral, que les "infundió continuos ánimos, manifestándoles que, con seguridad, podría haber sido secuestrado y que pedirían un rescate por su liberación", colaborando "activamente en la búsqueda".

Por otro lado, además de considerarla plenamente consciente, también señala que utilizó "una excusa" para lograr que "Ángel se alejara de ella, aprovechando tal momento para sacar de entre sus ropas la camiseta que había quitado al menor después de matarlo y poniéndola entre unas matas".

Por último, el juez critica que decidiese mantener una actitud "activa" y no pasiva, con el único fin de insuflar ánimos y esperanza a los padres de Gabriel Cruz, sabiendo en todo momento lo que estaba haciendo.

"No quieren un pez? Les voy a hacer un pez... mis cojones"

Ana Julia se burló de la campaña para salvar la vida del pequeño Gabriel "Ana Julia se burló de la campaña para salvar la vida del pequeño Gabriel"

En el momento de su detención, los micrófonos que portaban los agentes que detuvieron a Ana Julia registraron unas declaraciones que ahora han visto la luz tras su publicación en LaSexta.

Según las grabaciones, la asesina confesa de Gabriel espetó a los agentes: "¿Dónde lo puedo llevar yo? No, no puedo... ¿No quieren un pez? Le voy a hacer un pez... mis cojones".

También se registraron imágenes de aquella actuación policial. En ellas, se puede observar a la asesina levantando unos tablones del suelo, con los que cubrió la fosa en la que escondió el cuerpo de Gabriel en la finca de Rodalquilar. A continuación, sacó el cadáver para introducirlo en el maletero de su coche.

Finalmente, Ana Julia terminaría declarando que iniciaron una disputa porque se estaban peleando "por un hacha" y que finalmente "con rabia, acabé asfixiándole".

Comentarios