Una joven se jubila a los 28 años con 2,25 millones de dólares

Una joven se jubila a los 28 años con 2,25 millones de dólares

Gracias a sus conocimientos bursátiles, J.P. Livingston se ha garantizado una vida de ensueño.

Economía Adrián Parrondo Adrián Parrondo 07 Agosto 2017 10:01

J.P. Livingston ha conseguido su sueño: jubilarse definitivamente a los 28 años y con 2,25 millones de dólares (al cambio, 1,9) en el bolsillo. Según ha asegurado la joven, que había conseguido triunfar en el mundo de las finanzas, con estos ahorros tiene un colchón holgado con el que poder sobrevivir durante el resto de su vida.

La joven ha conseguido ahorrar todo el dinero gracias a esfuerzo y mucha capacidad de cálculo. Un espíritu con el que cuenta desde su época en la prestigiosa Universidad de Harvard, en donde consiguió sacar su carrera en tan sólo tres años para ahorrar: "Yo sabía que Harvard es muy cara, asi que decidí salir de ahí lo antes posible", ha declarado a CNN.

La joven tiró entonces de becas y de la ayuda de su familia para poder pagar sus estudios. Y cuando salió, comenzó a trabajar en el ámbito fianciero. Haciendo uso de los conocimientos que había adquirido, decidió que sólo iba a gastar el 30% de todo el dinero que ganase al mes.

La joven continúa invirtiendo sus ahorros en bolsa "La joven continúa invirtiendo sus ahorros en bolsa"

De esta forma, la joven estaba ahorrando íntegramente el 70% de su elevado sueldo mientras se 'apretaba el cinturón' para estirar su sueldo a final de mes. Por ello vivió en Nueva York, una ciudad con un elevado nivel de vida, pero que le proporcionaba unos salarios bastante elevados.

Junto a ello, la joven se dedicó a ahorrar el máximo con aspectos cotidianos como reutilizar objetos o tomarse un café para reunirse con los amigos antes que salir de cena. Además, considera que un simple gesto como compartir piso en vez de adquirir un piso ayuda mucho a conseguir alargar el sueldo lo máximo posible.

De esta forma, J.P. Livingston amasó una fortuna de 2,25 millones de dólares que le permitió comenzar a invertir en bonos del Estado o en bolsa. Gracias a su habilidad y sus conocimientos fiancieros, su cantidad de dinero aumenta como la espuma, mientras que ella disfruta de la jubilación a sus 28 años.

La joven ayuda y anima ahora al resto de jóvenes a seguir sus pasos en un blog personal con el que quiere que todos nos podamos jubilar lo antes posible para abandonar el mercado laboral.

Comentarios