Buscar
Usuario

Noticias

Una joven rechaza una herencia de 4.200 millones de euros: "No quiero ser tan rica"

Marlene Engelhorn tiene 29 años y es descendiente de los fundadores de la empresa química BASF.

Una joven rechaza una herencia de 4.200 millones de euros: "No quiero ser tan rica" Una joven rechaza una herencia de 4.200 millones de euros: "No quiero ser tan rica"

¿Qué harían con 4.200 millones de euros? Eso es lo que se ha tenido que preguntar la joven austriaca Marlene Engelhorn antes de renunciar a una herencia de esa cantidad.

Con 29 años, Engelhorn, estudiante de Lengua y Literatura en Viena, es heredera de los fundadores de la mayor compañía química del planeta, la alemana BASF.

La abuela de la joven, Traudl, está en el puesto 687 de las personas más ricas del mundo que realiza la revista Forbes. Su idea era que su nieta heredase todo lo amasado en más de un siglo de química y farmacia, pero ella ha manifestado que renuncia al 90% de ese montante.

En diversas entrevistas ha explicado los motivos que la han llevado a tomar esta decisión. "No debería ser mi decisión qué hacer con el dinero de mi familia, por el cual no he trabajado yo", señala. "No se trata de una cuestión de voluntad, sino de equidad. No he hecho nada por este legado. Esto es pura suerte en la lotería del nacimiento y pura coincidencia", añade.

"Gestionar ese patrimonio conlleva mucho tiempo, esfuerzo, tensiones... y no es ese mi proyecto de vida. No es que no quiera ser rica, es que no quiero ser tan rica", reconoce. "Realmente vi que así no podía ser feliz", agrega.

Conciencia de clase

Engelhorn, que dice de sí misma que siempre ha sido una "privilegiada" y no duda en denominarse "niña rica", destaca por liderar movimientos con una importante conciencia de clase, defendiendo una mayor redistribución de la riqueza y que aquellos que más dinero tienen, más impuestos deben pagar.

Una mentalidad que la ha llevado a ser una firme defensora de la justicia social, motivo por el cual creó AG Steuersrechtigkeit, un movimiento que ha mutado por toda Europa bajo la nomenclatura de Taxmenow, y que consiste en que herederos de grandes fortunas renuncian a ellas en pro de una mayor tasa impositiva para los ricos.

"Como alguien que ha disfrutado de los beneficios de la riqueza toda mi vida, sé lo sesgada que está nuestra economía y no puedo seguir sentada y esperando que alguien, en algún lugar, haga algo", explicaba en BBC.

Artículos recomendados

Comentarios