Un joven se equivoca de Sídney y acaba en Canadá en vez de en Australia

Un joven se equivoca de Sídney y acaba en Canadá en vez de en Australia

Quiso ahorrarse un dinerillo y no se dio cuenta de que el vuelo era tan barato porque le llevaba a una zona gélida de canadá en vez de a la gran ciudad australiana.

Noticias Raúl Cadenato Rodríguez Raúl Cadenato Rodríguez 05 Abril 2017 17:29

En España siempre ha habido bromas acerca de irse a Los Ángeles, aunque uno más cercano con el apellido de San Rafael. Hay que admitir que las ciudades tocayas son una realidad bastante generalizada, como por ejemplo la ciudad de Barcelona que no solo hay en España, sino que hay otra en Venezuela. Otro más popular es el caso de Guadalajara cuyo homólogo se encuentra en México. Precisamente la casualidad de las ciudades tocayas  le ha costado un pequeño disgusto a l protagonista de esta historia, Milan Schipper, que pretendía viajar a Sídney, en Australia, y acabó en dicha ciudad, pero en Canadá.

El joven holandés de 18 años pretendía pegarse un viaje a una zona turística para disfrutar del sol y playas, tomar alguna que otra fotografía al Opera Sídney House o buscar la célebre calle Wallabe 42. Para ello empezó a buscar vuelos baratos que le llevasen a tan ansiado destino, sin embargo, (y aunque Ryanair asegure que en unos años viajar será gratis) Schipper solo encontraba vuelos que ascendían a los 1.000 euros, lo que se le escapaba un poco de su presupuesto. Pero la búsqueda acabó dando resultados y  dio con un vuelo que le llevaría a Sídney por solo 800 euros.

Esta diferencia de 200 euros hizo que, según declaró a la emisora de radio CBC, acabara a la otra punta del mundo: en Canadá. El joven empezó a viajar sin percatarse de su error hasta su llegada a la ciudad de Toronto donde debía realizar una escala. En ese instante Schipper comenzó a caer en su error: "el avión era muy pequeño, y pensé '¿esto va a llegar a Australia?". En efecto el avión no iba a moverse de continente ni atravesar el océano, sino que le llevaría a Sídney, en Canadá, a más de 17.000 kilómetros del destino pretendido.

Vista aerea del Sídney canadiense. "Vista aerea del Sídney canadiense."

El pobre joven se encontró en la pequeña Sídney de Nueva Escocia donde las temperaturas eran inferiores a los 0ºC, muy alejadas de las calurosas temperaturas que Schipper esperaba. Afortunadamente para el holandés su estancia no se prolongó demasiado: "Hablé con uno de los empleados y me ayudó muchísimo, así que pude volver a Toronto, solo estuve en Sídney cinco horas".

Esta pequeña confusión le ocasionó, sin embargo, un problema económico mayor pues para poder regresar a su hogar tuvo que pagar un billete de vuelta de 1.500 euros, mucho más que ese presunto ahorro de 200€ que buscó días atrás.

Esta pequeña aventura no desanimó a Milan Schipper que recientemente inició una campaña de crowdfounding para costearse su ansiado viaje al Sídney de Australia, aunque no ha tenido mucho éxito ya que consiguió recaudar 250 euros de los 2.5000 qie esperaba. Sin embargo, cumplirá su sueño ya que una compañía aérea le ha pagado el billete para que vuele a la ciudad australiana.

Una serie de catastróficos vuelos.

El caso de Milan es otro más al que sumar a los numerosos viajes erróneos que se han sucedido a lo largo de los años. No es el primer turista que llega al Sídney canadiense por equivocación, ya que dos jóvenes británicas tuvieron ese mismo error, al igual que un abuelo holandés y su nieta, que también llegaron equivocadamente al país norteamericano.

Curiosamente, en el mismo vuelo, según declaró Schipper, una turista estadounidense se encontró en el mismo equivoco que él, por lo que no es de extrañar que los empleados del aeropuerto canadiense estuviesen acostumbrados a este tipo de equivocaciones y pudieron solucionar su fallo rápidamente.  

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados