Buscar
Usuario

Noticias

Italia prevé abandonar la cuarentena en mayo, pero advierte: "Olvídense de las playas"

Giuseppe Conte planea reactivar la economía Italiana, aunque los bares, restaurantes e incluso los cines cambiarían por completo.

Italia prevé abandonar la cuarentena en mayo, pero advierte: "Olvídense de las playas"

Italia se prepara para abandonar la cuarentena y empieza a elaborar los planes de la misma forma en que España está diseñando su 'operación salida'. Con más de 13.000 muertos, el país transalpino baraja ya la fecha del 4 de mayo como el día en el que Roma empezará a levantar las restricciones en el país.

Sin embargo, los planes visualizan un escenario similar al que se prepara en España, con salidas escalonadas y apertura progresiva de la industria y el comercio. Es lo más prudente, sobre todo, para evitar una nueva explosión de contagios mientras que se confía en que el aumento de las temperaturas pueda bajar la capacidad de propagación del patógeno.

Con todo, se prevé que a finales de abril se empiecen a poner en marcha algunas de las industrias que quedaron cerradas con el decreto al considerarse como no esenciales. Este paso se sumaría, después, a la apertura de comercios que no requieren contacto entre clientes y, más adelante, se subiría la persiana de los bares y restaurantes.

Eso sí, la situación no va a ser como hasta ahora. Los bares y los restaurantes podrán abrir, sí, pero en un escenario de contención reforzada, con aforos limitados, mayor separación entre las mesas y el uso recomendado, en todo el local, de mascarillas.

El Ejecutivo de Conte busca la reactivación de la economía, aunque a medio gas "El Ejecutivo de Conte busca la reactivación de la economía, aunque a medio gas"

El escenario más optimista incluye un último punto, la apertura de cines y teatros. Nuevamente, habría cambios y se exigiría la aplicación de medidas de distanciamiento social con reducción de aforos. 

Sin volver a la normalidad del todo

La apertura de estos sectores, como hemos comentado, se planea realizar de manera escalonada y sin abandonar las medidas de contención del coronavirus. El motivo: evitar una avalancha de personas confinadas durante dos meses que pueda generar nuevos brotes de coronavirus.

El presidente Giuseppe Conte se atribuye para sí mismo la última decisión en este debate, aunque ha marcado su posición: "Hay recomendaciones científicas y luego interviene la política. El político debe medir todos los intereses (economía, sociales...), no solo los epidemiológicos". Sin duda, el bloqueo de Alemania y Holanda a las ayudas europeas y el estigma que supone la petición de un rescate, han podido influir a la hora de buscar una reactivación, aunque sea mínima, de la economía.

Este parche que se espera en Italia, por tanto, no supone una vuelta a la realidad. Así lo ha ilustrado Walter Ricciardi, miembro del comité científico que asesora al presidente: "Eso no significa poder volver a la vida anterior. Nos olvidamos de las playas, conciertos y aperitivos hasta que hayamos enocntrado una terapia efectiva o una vacuna".

Artículos recomendados

Comentarios