Si te intentan vender alguno de estos servicios llamando a la puerta de tu casa, no abras

Si te intentan vender alguno de estos servicios llamando a la puerta de tu casa, no abras

La Policía Nacional avisa de que es ilegal que las empresas te vendan "puerta a puerta" servicios de luz y gas. Si te sucede, es mejor llamar al 091.

Noticias Julio Plaza Torres Julio Plaza Torres 17 Noviembre 2018 18:35

Quién no ha recibido la visita de algún vendedor a domicilio que te intenta 'mejorar' las facturas de la luz o del gas. Todos nos mostramos molestos, pero esto se acabó, o al menos debería haber acabado.

La venta puerta por puerta de servicios de luz y gas ya no está permitida. El pasado 5 de octubre el Consejo de Ministros aprobó una ley que prohibe a los vendedores de estas compañías acudir a tu casa a intentar que contrates sus servicios. Las multas que podrían recibir las empresas que lo sigan haciendo ascienden hasta los 6.000 euros.

Así lo avisa la Policía Nacional a través de su cuenta de Twitter: "si alguien acude a tu casa" a hacerte una oferta de luz o gas "sin aviso previo", llama al 091. Lo cierto es que, si desde el 5 de octubre te sucede esto, es mejor que llames a la Policía porque, o bien se trata de una empresa incumpliendo la ley, o puede ser algún tipo de estafa; así que es mejor desconfiar.

No obstante, la ley recoge que estos vendedores sí pueden acudir a casa si previamente el cliente ha llamado solicitándolo, obviamente. Pero nunca se pueden presentar en tu vivienda por sorpresa.

La ley todavía deja libertad a otros tipos de vendedores

Aún se pueden vender algunos productos de puerta a puerta "Aún se pueden vender algunos productos de puerta a puerta"

Desgraciadamente, la legislación todavía no establece ningún limite con los vendedores de compañías de agua y de teléfono, que también son bastante comunes, por lo que hay que seguir con cuidado.

Cada vez son más empresas de diferentes mercados que se apuntan a este tipo de venta, en ocasiones con métodos bastante agresivos. Antiguamente, no era tan extraño encontrarse con los vendedores puerta a puerta de libros o de catálogos de ropa. Pero ahora, algunos de los comerciales que se están apuntando al carro de los productos de salud, artículos para el hogar o incluso alimentos dietéticos.

Sin embargo, es recomendable actuar frente a estos vendedores desde el conocimiento de la ley. Obviamente puedes no abrir la puerta o simplemente negarte a escuchar la oferta, pero si el vendedor ha logrado comenzar a vender siempre se puede, ante la desconfianza, pedirle su nombre y los datos de su empresa.

Siempre es apropiado leer todo lo que te ofrece detenidamente antes de firmar nada, pero es recomendable no comprometerse sin consultar antes con la propia empresa. Tampoco hay que enseñar las facturas anteriores, para evitar que tomen tus datos personales o de facturación.

Pero lo cierto es que muchos de ellos sólo están haciendo su trabajo y no intentarán estafarte, se limitarán a las indicaciones que les da su empresa. A pesar de todo, siempre es mejor contratar ciertos servicios llamando personalmente a la empresa o acudiendo a un local oficial.

Comentarios