Buscar
Usuario

Política

¿Qué sucederá con Cataluña a partir del aniversario del 1-O?

La política catalana vive un cambio de posturas que genera una fuerte incertidumbre en torno al futuro de la región.

Aventurarse a realizar quinielas, tal y como se han desarrollado los acontecimientos durante el último año, puede parecer harto arriesgado. Sin embargo, según se deja entrever en algunas de las posturas de los líderes de este movimiento, se podrían determinar algunas conclusiones.

Y, para ello, es fundamental todo lo que sucederá a partir de ahora. Porque el 1 de octubre, la efeméride del referéndum de independencia, parece mostrarse como el punto de inicio de aquel 'otoño caliente' que se planteaba desde los sectores soberanistas.

Sin embargo, todo ha cambiado enormemente en los últimos 12 meses. La unidad que evidenciaba el entonces Govern, con miembros del PDeCAT y ERC bajo la misma dirección, ya no existe. El independentismo mantiene un encendido debate interno sobre la vía a seguir a partir de ahora, con el PDeCAT en fase de disolución dentro de la nueva Crida per la República de Puigdemont y un nuevo Ejecutivo que comienza a dar 'bandazos' hacia ambos lados.

La Crida Nacional de Puigdemont se impone al PDeCAT "La Crida Nacional de Puigdemont se impone al PDeCAT"

El último de esos giros se ha producido este sábado 29 de septiembre. Ese día se celebraba una concentración de policías y guardias civiles en Barcelona para reivindicar la equiparación salarial con el resto de cuerpos autonómicos y locales. Durante la manifestación, varios miembros de los denominados Comités de Defensa de la República (CDR) aprovecharon para agredir a los agentes e impedir el desarrollo de la marcha. 

En ese momento, los Mossos d'Esquadra decidieron cargar contra los grupos independentistas, lo que derivó en un cruce de acusaciones y críticas desde los defensores del procés. Este gesto ha llevado a que la CUP y diversas plataformas hayan criticado duramente al conseller de Interior, Miquel Buch, quien se ha limitado a asegurar que la actuación solo buscaba mantener el cordón policial.

Es el último de los problemas que enfrenta el Govern, con un debate que incluso se produce en los discursos de Quim Torra. Un día asegura que está implementando el "mandato" del 1-O, en el siguiente que "nunca renunciaremos" a aquel resultado y otro afirma que "estamos dispuestos a negociar un referéndum vinculante".

La postura de ERC dificulta los planes

Puigdemont y Tardá evidencian el cambio de posición de ERC "Puigdemont y Tardá evidencian el cambio de posición de ERC"

En mitad de estas divisiones, la postura de Esquerra Republicana está siendo tajante y dificulta enormemente la aplicación del plan de Puigdemont, es decir, continuar con la vía de desafío al Estado para forzar un referéndum.

Los republicanos asumen que las últimas elecciones autonómicas vencieron con un 47% de los votos y que la lista de Inés Arrimadas fue la más votada. Desde entonces, miembros destacados como Joan Tardá, Gabriel Rufián y Oriol Junqueras han pedido suspender la vía de 'implantación de la república', para hacer políticas con las que ganar adeptos.

Es un argumento que ya han empleado algunos miembros del PDeCAT, como Carles Campuzano o Marta Pascal y que la formación de Junqueras no oculta. Precisamente, este último se ha pronunciado desde la prisión, con motivo del aniversario de la consulta, con las siguientes palabras: "Cataluña necesita estabilidad y unas instituciones fuertes desde donde exprimir al máximo todas las posibilidades de autogobierno".

A estas palabras, se suma Joan Tardà, que llegó a afirmar lo siguiente: "Si algún independentista estúpido plantea imponer la independencia está equivocado" y pidió "tener en cuenta al 50% de catalanes no independentistas". También Rufián pidó "pinchar la burbuja del independentismo mágico".

La vuelta al autonomismo

Parte de los grupos independentistas apuestan por regresar al autonomismo para ganar apoyos "Parte de los grupos independentistas apuestan por regresar al autonomismo para ganar apoyos"

Este es el camino que dejan entrever algunos de los comentarios que hemos mencionado. La ministra de Política Territoria y Función Pública, Meritxell Batet, ha afirmado que ve "un cambio de postura en el Govern" y anuncia toda una ronda de conversaciones que no gustan en PP y Ciudadanos.

Volver al autonomismo supondría un reto tras todos los acontecimientos que ha vivido la región durante los últimos meses. Y un desafío a Puigdemont que Quim Torra podría no plantearse, sobre todo porque ha actuado bajo la bandera del activismo durante todo su mandato.

En este sentido, el presidente Pedro Sánchez ha lanzado una propuesta de referéndum "por el autogobierno, no por la autodeterminación" que, a priori, parece atraer a gran parte de la cúpula del independentismo. Sería una vía para plantear un nuevo estatus como Estado Federal encajado en España, o un territorio asociado, aunque todo ello debería contar con cambios constitucionales y los procedimientos marcados.

El espejo del Plan Ibarretxe

El plan Ibarretxe terminó con el socialista Patxi López como sucesor "El plan Ibarretxe terminó con el socialista Patxi López como sucesor"

Mientras se mantiene el debate, lo cierto es que la situación de Cataluña remite en cierta medida al Plan Ibarretxe. El exlehendakari buscaba marcar una ruta para ejecutar la independencia de la región a medio plazo y reconociendo que se iba a incumplir la Constitución.

Ante todo ello, el PP presentó un recurso al Constitucional que fue rechazado y, en 2005, el entonces presidente vasco viajó al Congreso para proponer su medida. Allí, en un encendido debate pero con tono cordial, obtuvo un rechazo mayoritario: 313 votos en contra, dos abstenciones y 29 a favor (PNV, CiU, ERC, EA y NB).

Aquí suspendió su plan y volvió a presentarse a las elecciones de 2009: perdió. Fue la primera ocasión en la que un partido no soberanista accedía a la lehendakaritza de la mano del socialista Patxi López. Desde entonces, llegó el final de ETA y ahora, con una especie de ANC minoritaria (llamada Gure Esku Dago), las reivindicaciones del PNV se limitan a ganar autogobierno sin independencia.

Este es el peligro que corre el independentismo, con Ciudadanos 'pisando los talones'. Quizás, las próximas elecciones municipales permitan conocer si ERC o la candidatura que presente Puigdemont avalan uno u otro plan a seguir. Pero será fundamental si no quieren que sus reivindicaciones desaparezcan por completo.

El Parlament suspendido y la CUP al margen

Los plenos del Parlament han estado suspendidos durante los últimos meses "Los plenos del Parlament han estado suspendidos durante los últimos meses"

Por otro lado, falta comprobar cómo se desarrollará la actividad parlamentaria a partir de este momento. No podemos olvidar que la aprobación de los presupuestos será fundamental para que la legislatura continúe hacia adelante. Y, en esto, necesitan a la CUP, que actúa como llave de gobierno y sostiene el poder de la mayoría absoluta.

Los últimos movimientos del Govern, sin embargo, no entran en el campo de acción de los cupiers, algo que deja a la formación anticapitalista al margen de la acción política. A pesar de haber dirigido gran parte de la agenda política durante la pasada legislatura.

Nadie quiere renunciar al órdago: el caso de Santi Vila

Santi Vila ha recibido múltiples críticas por su postura en contra de la DUI "Santi Vila ha recibido múltiples críticas por su postura en contra de la DUI"

El único miembro del exGovern que se ha mostrado claramente tajante ha sido el extitular de Empresa, Santi Vila. Él decidió dimitir antes de la proclamación de la DUI y ha sido condenado a una especie de ostracismo dentro del soberanismo por su rechazo a la política de Puigdemont.

Sus últimas declaraciones, en las que niega que sus excompañeros sean "presos políticos" y ha pedido su excarcelación, no han gustado entre los independentistas. Con una simple búsqueda de su nombre en Twitter, veremos que el nombre de "rata" -sic- comienza a aparecer continuamente.

Este es otro de los peligros que corren los miembros del procés. Ante un órdago tan marcado, cualquier gesto hacia atrás puede suponer la etiqueta de "traidor", que ya se ha escuchado en otras ocasiones.

Los movimientos velados de ERC parece estar encaminados a "pinchar la burbuja del indepentismo mágico" a la que apeló Gabriel Rufián. Y pueden derivar en un nuevo autonomismo con la independencia situada como objetivo a largo plazo.

Artículos recomendados

Comentarios