Buscar
Usuario

Vida

8 hermosas ciudades que nadie te recomendará visitar

Los conflictos armados, la amenaza yihadista y la violencia han amenazado la supervivencia de algunos enclaves históricos.

Los conflictos armados, las guerras civiles, los ataques terroristas... la irracionalidad de muchos grupos ha provocado que la humanidad corra el riesgo de perder grandes joyas de su historia, tal y como ha sucedido en el último siglo.

Son piezas únicas, lugares mágicos, arquitecturas imposibles... que han resistido durante siglos o incluso milenios. Ahora, todo puede quedar reducido a cenizas si la comunidad internacional no coloca mesas de intermediación en muchos de los conflictos que asolan, sobre todo, a gran parte del norte de África y Oriente Próximo.

Teniendo en cuenta todos estos detalles... ¿Quieres conocer algunas joyas únicas que podemos perder? Ten en cuenta un apunte: no los visites. Pero disfruta con las fotografías y evoca todo lo que te pueden ofrecer desde la distancia. Al menos, contaremos con parte de su encanto.

1 Damasco: 4.000 años de historia en peligro de destrucción

El zoco de Damasco es uno de los principales encantos de la capital siria "El zoco de Damasco es uno de los principales encantos de la capital siria"

La capital de Siria rebosa historia y encanto por todos los rincones. Su esencia árabe y mediterránea hace gala de un enclave por el que han pasado todo tipo de culturas, sin olvidar la inspiración francesa de la época colonial.

De ella destacan, sobre todo, sus zocos. Llenos de vida, albergan todo tipo de materiales, entre los que destaca la artesanía y los productos a base de piel. Recuerden que Damasco formó parte de la Ruta de la Seda, lo que ha conferido al país de Oriente Próximo un carácter comercial que perdura hasta nuestros días. Una ciudad con más de 4.000 años de historia.

Junto a la visita inicial al zoco, el visitante también podría contar con la posibilidad de disfrutar de un patrimonio milenario que, al menos en la actualidad mantiene todo su esplendor.

La mezquita de los Omeyas (con la tumba de San Juan Bautista en su interior) se encuentra en serio riesgo de desaparición "La mezquita de los Omeyas (con la tumba de San Juan Bautista en su interior) se encuentra en serio riesgo de desaparición"

En este último punto destaca la Mezquita de los Omeyas, construida por el califa Walid I en el año 705 y que se sostiene gracias a los muros construidos en las épocas romana y aramea, perfectamentre conservados. Su arquitectura recuerda a una basílica católica, algo propio de las mezquitas históricas, y es todo un símbolo para los creyentes musulmanes.

Junto a esta visita, es altamente recomendable un paseo por la Ciudadela de Damasco, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1979, es decir, 900 años después de su construcción por parte del turcomano Astiz bin Uvak. 

La ciudadela de Damasco (en fotografía, su entrada) se encuentra en serio peligro de desaparición "La ciudadela de Damasco (en fotografía, su entrada) se encuentra en serio peligro de desaparición"

El encanto de Damasco, las historias que evoca, los acontecimientos que ha protagonizado... todo ello puede quedar destruido si el conflicto sirio continúa. Un enfrentamiento que ya se ha cobrado la vida de más de 320 mil personas.

No obstante, Damasco, junto con Lattakia, han sido los dos enclaves que mejor han resistido los combates. El primero, por su condición de capitalidad; mientras que el segundo, porque se corresponde a un tradicional feudo alauí. Tan solo algunos barrios periféricos han sufrido daños cuando la oposición se acercaba, tímidamente, a la toma del poder.

La entrada del Daesh en territorio sirio ha afianzado a Al Assad en el poder, pero la ciudad que habita no está exenta de riesgos como consecuencia de la barbarie que la rodea.

2 Shibam: La Manhattan del siglo II

Shibam es una especie de Manhattan del siglo II "Shibam es una especie de Manhattan del siglo II"

Pueden conocerla como la Manhattan del siglo del siglo II. A pesar de que los edificios conservados datan desde el siglo XV, la ciudad se convirtió en la primera población con rascacielos y un enclave urbanístico planificado, el primer embrión de ciudad tal y como la conocemos.

Han oído bien. Sus rascacielos de adobe no dejan indiferente a nadie, y nos remiten a una gran urbe tradicional, pero revestida de historia y encanto. No olviden al antiguo reino de Saba, establecido en el actual Yemen, al que nos remite el 'skyline' de esta ciudad histórica.

La ciudad se encuentra en pleno desierto "La ciudad se encuentra en pleno desierto"

Junto a su historia, podrán disfrutar de las vistas de la antigua muralla, conservada prácticamente en su totalidad. Un asunto que no es baladí: el país de Oriente Próximo ha sufrido constantes guerras.

Si salen de sus muros, lo único que podrán visualizar será arena. Desierto. La nada que recoge a una ciudad aparentemente acogedora y con muchas joyas que avistar.

A pesar de todo... no tengan la intención de verla. Más importante que la historia, resulta la situación actual del país, aún centro de operaciones de Al-Qaeda desde la caída del régimen talibán en Afganistán. Así lo recuerda el propio Ministerio de Exteriores de nuestro país: no la visiten.

3 Saná: el encanto del Reino de Saba

Su característica arquitectura y su vida en la calle otorgan a Saná un fuerte y atractivo exotismo "Su característica arquitectura y su vida en la calle otorgan a Saná un fuerte y atractivo exotismo"

Siguiendo en Yemen, la capital cuenta con grandes joyas. Retratada por el director de cine Pier Paolo Passolini en 'Las murallas de Saná' (el cineasta era un enamorado del país), Saná conserva todo su encanto a pesar de ser centro diario de ataques yihadistas.

La ciudad enamora especialmente por sus zocos, con 41 divisiones entre las que se pueden encontrar productos tan variados como cerámicas, cueros y khat, una dañina planta psicolestimulante muy consumida en amplias regiones de Somalia y Yemen.

La ciudad ha mantenido su esencia prácticamente intacta "La ciudad ha mantenido su esencia prácticamente intacta"

Si deciden perderse en las callejuelas de estos zocos, no olviden realizar una visita al mercado de Jambiya, en el que se venden todo tipo de armas artesanales entre las que destaca su cuidada manufactura y ornamentación.

Obligada mención son sus edificios de adobe, decorados con todo tipo de ornamentaciones y lacerías que otorgan a esta capital un encanto y personalidad únicas.

El Ministerio de Asuntos Exteriores español desaconseja completamente el viaje a Yemen y pide el regreso a todas las personas que se encuentren en el interior del país. Quizás, en ello, influye que Yemen sea el centro de operaciones de Al-Qaeda.

4 Mazar-e Sharif: hermoso centro espiritual

Los afganos llegan a poner en peligro su vida para visitar esta ciudad espiritual "Los afganos llegan a poner en peligro su vida para visitar esta ciudad espiritual"

La ciudad de Mazar-e Sharif es una de las más apreciadas por los afganos, que llegan literalmente a jugarse la vida con tal de alcanzar este enclave religioso.

El monumento más conocido es el Santuario de Alí, primo del profeta Muhammad y uno de los hombres más admirados para los musulmanes chíitas (a los que pertenecen los pashtunes, la etnia más numerosa del país asiático).

Cuenta la leyenda que la Mezquita Azul, como también se llama al santuario, fue reconstruida después de que la obra de Gengis Khan (datada en 1220), quedase reducida a escombros en una de las innumerables guerras que ha sufrido el país asiático.

El conjunto mantiene un estado de conservación envidiable en un país devastado por la guerra "El conjunto mantiene un estado de conservación envidiable en un país devastado por la guerra"

La actual construcción data del siglo XV y fue ordenada por el sultán Husayn Mirza Bayqarah, que quiso recuperar el esplendor de aquella época. Impasible, en mitad de territorios destruidos, campos minados, tanques soviéticos... allí ha permanecido desde entonces.

Destaca la arquitectura pero, sobre todo, el intenso azul turquesa de sus azulejos, una construcción que bien podría atraer la vista de cualquier transeúnte. Y, sin negarlo, la posibilidad de contemplar, en una señal prácticamente divina, un monumento que sí ha sido respetado en esta isla de caos y desolación que aún representa Afganistán.

5 Islamabad: perfecta integración con la naturaleza

La integración de la ciudad con el paisaje es única "La integración de la ciudad con el paisaje es única"

Islamabad no impresiona por su arquitectura, pero sí por su entorno e integración en la naturaleza. Comenzó su construcción en la década de 1960 para sustituir en sus funciones a Karachi y Rawalpindi. Los constructores diseñaron la ciudad desde cero en un modelo de ciudad planificada, con grandes avenidas y construcción de viviendas de manera calculada.

En algunos puntos arquitectónicos, no se diferenciaría de cualquier ciudad europea moderna. Sobre todo, por el contraste con los bloques al estilo Jruschov propios de la URSS que tanto caracterizaron los últimos años de bonanza del vecino Afganistán.

Sin embargo, lo que impresiona de esta increíble urbe es su perfecto encaje en el medio ambiente. Situada entre tres lagos artificiales (Rawal, Simli and Janpur Dam), la humedad y su localización entre varias montañas hacen que el enclave sea único, con una considerable frondosidad de vegetación.

La ciudad goza de un microclima con abundante vegetación "La ciudad goza de un microclima con abundante vegetación"

En un área cubierta completamente de verde (frente a la estepa mesetaria que rodea la zona), Karachi rebosa naturaleza por todos lados. Uno de sus momentos mágicos se da en Invierno, con las cimas de las montañas completamente cubiertas de nieve.

Esa perfecta integración del bosque con lo urbano, sin embargo, queda dañada por una ciudad en la que los atentados de corte yihadista son la orden del día. El ISIS -Servicios Secretos Pakistaníes (no confundan con el Daesh)-, actúa como un Estado dentro del propio Estado, por lo que sus confidentes son capaces de conocer cualquier tipo de movimiento. Y suelen actuar al margen de la ley. 

6 Amadiya: hogar de numerosos pueblos

Esta humilde ciudad ha sido el hogar de numerosos pueblos "Esta humilde ciudad ha sido el hogar de numerosos pueblos"

Amadiya es pequeña, recogida, con encanto, pero sobre todo, con historia. Esta ciudad enclavada en el límite norte del Kurdistán iraquí, cuenta con una característica arquitectura que evidencia el encanto de la región y, sobre todo, su exotismo.

Su población, de tan solo 6.000 habitantes, tiene la oportunidad de vivir diariamente en una fortaleza construida en 1142 por Imad al-Din Zangi, sobre un castillo de origen asirio, del que aún se conservan algunos vestigios en muy buen estado.

Situado en una pequeña montaña, esta mini-ciudad mantiene el encanto de gran parte de los pueblos que ha albergado: entre ellos, el imperio asirio, o el otomano que la conquistó en el siglo XVI. Y los safávidos, herederos del gran imperio iraní y representantes de la rica cultura persa; con un poder materializado en un ejército de cien mil soldados.

La puerta de origen asirio es el único acceso a la ciudadela "La puerta de origen asirio es el único acceso a la ciudadela"

Para las personas espirituales, no olviden a algunos de sus miembros destacados, como David Alroy, destacado predicador judío. Reconocido investigador de la literatura musulmana, Alroy llegó a liderar el levantamiento contra el califato de los sultanes persa y de Asia menor en el siglo XII. Su hazaña fue retratada por Benjamin Disraeli en 1833 en la novela 'El maravilloso cuento de Alroy'.

En pleno contexto geográfico de conflictos, esta inaccesible ciudad (solo cuenta con una pequeña entrada desde el fondo de la montaña) mantiene una exitosa convivencia entre judíos, cristianos y musulmanes. 

7 Erbil: 8.000 años de historia

Erbil cuenta con 8.000 años de historia ininterrumpida "Erbil cuenta con 8.000 años de historia ininterrumpida"

Seguimos en el Kurdistán iraquí y llegamos hasta la capital: Erbil. La ciudad cuenta con un pasado histórico muy rico que la llevó a convertirse en Patrimonio de la Humanidad en el año 2014.

Destaca la Ciudadela, cuya geografía mantiene un papel protagonista gracias a su enclave sobre un monolito único en torno a una inmensa llanura sobre la que se asienta la parte nueva de la ciudad. Una buena posición, antaño, para defender a la ciudad de los ataques de fuerzas enemigas.

La ciudadela ha sido considerada como el asentamiento más antiguo continuamente habitado en el mundo, con más de 8.000 años de historia. Habitada, según varios estudios, desde la época del Neolítico. Su lugar, transición entre Oriente y Occidente, ha permitido que albergue pueblos tan diversos como asirios, musulmanes abasíes o mongoles, responsables de su decadencia en 1258.

Las autoridades ejercen un fuerte control sobre los visitantes para evitar nuevos ataques "Las autoridades ejercen un fuerte control sobre los visitantes para evitar nuevos ataques"

La ciudad cuenta con el aroma propio de 'Las mil y una noches', con callejuelas laberínticas, arenosas, camellos en cada esquina y grandes cúpulas. Destacan sus casas en tonos marrones, propias para adaptarse al desierto, y decoradas con lacerías, arabescos y elementos geométricos (tengan en cuenta que el islam prohíbe la representación de figuras humanas).

La guerra y el desarrollo de la ciudad han terminado con gran parte del patrimonio, pero aún se conservan varias casas medievales, una vistosa muralla, grandes puertas históricas a la ciudadela, un castillo, una fortificación y, sobre todo, bellas viviendas señoriales.

Sin embargo, la zona mantiene un alto nivel de peligro. El Ejécito Peshmerga controla los movimientos de todos sus ciudadanos, y en cada esquina hay controles para revisar a fondo mochilas, bolsos y cualquier cosa que lleve el ciudadano encima. El riesgo de ataques y atentados, no olviden, es especialmente alto.

8 Jammu y Cachemira: región de amplios contrastes

Algunos de sus países evocan al norte de Europa "Algunos de sus países evocan al norte de Europa"

La región de Jammu y Cachemira es el epicentro de las reivindicaciones territoriales entre China, La India y Pakistán. Pero la tensión es especialmente dura entre estos dos últimos países, después de que terminaran separándose a cuenta de las diferencias religiosas.

La región cuenta con un paisaje natural que impresiona. Situada a una elevada altitud sobre el mar, se pueden apreciar los contrastes entre la estepa desértica, los amplios lagos recubiertos de vegetación y la inmensa nieve de las montañas más altas.

Sin embargo, las reivindicaciones de estas tres potencias han provocado que su territorio sea el epicentro de algunos combates que han deteriorado la vida diaria de la población local. Y que, lamentablemente, han provocado que nadie recomiende la visita, en el caso de que no quieran sufrir una mala experiencia.

La región mantiene fuertes contrastes "La región mantiene fuertes contrastes"

Si quieren apreciar estos contrastes, les recomendamos las ciudades de Srinagar, situada en pleno sur de Asia y cuyo paisaje bien podría recordar a Finlandia, pero sin perder el exotismo de la región. Una mezcla muy interesante.

Visita obligada es también Pahalgam, en donde destaca sus paisajes verdes y la gran cantidad de agua que, unido a la elevada altitud que caracteriza a su entorno, terminan por remitirnos a Los Alpes.

Alejada de la nieve y la vegetación, Leh cuenta con un paisaje desértico que evidencia los fuertes contrastes de la provincia "Alejada de la nieve y la vegetación, Leh cuenta con un paisaje desértico que evidencia los fuertes contrastes de la provincia"

Gulmarg será nuestra estación de esquí por excelencia, con grandes depósitos de nieve y una serie de infraestructuras especialmente aconsejables para la práctica de este deporte que cuenta con toda una legión de acólitos.

Finalmente, para apreciar el contraste, se recomienda la visita a Leh, caracterizada por su carácter desértico, con montañas desnudas de vegetación, algunos lagos con cierto encanto y con una arquitectura de edificios blancos que, remotamente, puede evocar al sur de nuestro país. Todo un contraste de paisajes que se acumula en tan solo una región con mucho encanto.

BONUS La antigua ciudad de Leptis Magna: Roma en estado puro

La ciudad de Leptis Magna cuenta con un estado de conservación envidiable "La ciudad de Leptis Magna cuenta con un estado de conservación envidiable"

Situada en Libia, Leptis Magna no cuenta con ningún tipo de población asentada en la actualidad, pero su cuidado patrimonio nos remite a la época del Imperio Romano con gran fiabilidad.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1982, la ciudad de origen fenicio, cuenta con una gran cantidad de monumentos de la época de los emperadores Augusto y Tiberio, entre los que se incluyen un teatro, la plaza principal del mercado y un arco monumental.

El teatro es uno de los atractivos turísticos de este conjunto "El teatro es uno de los atractivos turísticos de este conjunto"

Destaca también una calzada iniciada en el año 16 D.C. tal y como acredita una placa hallada en la zona. La inscripción detalla la orden del procónsul para construir una vía de comunicación entre la ciudad y el interior de África. No hay que olvidar su fuerte carácter comercial durante la época romana.

Su gran estado de conservación haría completamente recomendable la visita... pero no vayan tan rápido. Tras la caída de Muammar el Gaddafi en 2011, el país africano ha vivido una crisis política permanente. El Gobierno no consigue imponerse en todo el territorio, lo que convierte a Libia en un Estado Fallido a ojos de la comunidad internacional. No olviden, de paso, que parte del país continúa bajo control del Daesh. Por, ello, mejor esperar unos años para visitar este precioso enclave... si antes no ha sido destruido.

Artículos recomendados

Comentarios