La heredera de Disney denuncia las condiciones laborales de los empleados de Disneyland

La heredera de Disney denuncia las condiciones laborales de los empleados de Disneyland

La nieta del fundador de la compañía asegura que los trabajadores sufren una situación insostenible en el parque.

Abigail Disney es la nieta del fundador de Disney, Roy O.Disney, y la heredera de la gran fortuna que supone la compañía. Por ello, ha decidido visitar el parque Disneyland después de que un empleado se comunicara con ella a través de Facebook para advertirla acerca de las pésimas condiciones laborales que sufren sus trabajadores.

Pero para la heredera la experiencia no resultó nada gratificante y es que, tal y como se temía, el parque de la diversión parece esconder una faceta oscura que afecta a los miles de empleados que trabajan para Disney. La propia Abigail lo explicó horrorizada al finalizar su visita: "Cada una de las personas con las que hablé me decía 'no sé cómo puedo mantener esta cara de felicidad y calidez cuando luego tengo que ir a casa y buscar restos de comida en las basuras de otras personas'", y añade: "El lugar más feliz de la Tierra es solo una fachada que está a punto de resquebrajarse por la presión de llegar a fin de mes".

La heredera Disney quiso además mostrar su indignación ante la realidad de Disneyland: "Cuando salí estaba muy furiosa. Mi abuelo me enseñó a valorar a las personas que te venden las entradas o los refrescos". "Esas personas son la receta para el éxito", ha valorado.

Tal y como ella asegura, las duras críticas de Abigail Disney tienen un claro destinatario: Bob Iger, el actual director ejecutivo de la empresa, que según Abby Disney, no está haciendo lo suficiente para corregir la brecha salarial que existe entre directivos y trabajadores.

"Los trabajadores tienen dercho a la misma dignidad que su director"

Abigail Disney, heredera de Disney "Abigail Disney, heredera de Disney"

"Bob tiene que entender que él también es un trabajador, igual que los que se dedican a retirar los chicles pegados en las aceras del parque. Ellos tienen derecho a la misma dignidad y derechos humanos de los que él disfruta", aseguró Abby Disney en el programa llamado 'Through Her Eyes'. También allí, ha revelado que una vez le mandó un email al Director Ejecutivo en el que le confesaba que pese a estar haciendo un gran trabajo "debía aspirar a algo mejor". Nunca obtuvo respuesta

Pero las declaraciones de Abby no han pasado desapercibidas, sino que un portavoz de la compañía ha querido aclarar la situación mediante un comunicado: "La compañía no suele responder a este tipo de acusaciones tan infundades, pero esta es particularmente atroz y no la dejaremos pasar".

El portavoz insiste en desmentir las declaraciones de Abigail y asegura que la compañía ofrece multitud de beneficios a sus trabajadores, aunque no menciona nada sobre el salario que perciben los empleados  "estamos totalmente en desacuerdo con esta caracterización de nuestros empleados que forman parte de la comunidad Disney. Nos esforzamos continuamente por mejorar la experiencia laboral de nuestros más de 200.000 empleados a través de una variedad de beneficios y programas que les brindando oportunidades, movilidad y bienestar". Lo cierto es que, tan solo el año pasado, el director ejecutivo cobró 66 millones de dólares. Un salario 1.000 veces superior al de un empleado medio de la compañía. 

Comentarios