Buscar
Usuario

Noticias

Hazte Oír responde a la presunta hormonación de los hijos de Arsuaga

Un grupo de hackers filtró multitud de documentos comprometidos de Hazte Oír insinuando que Ignacio Arsuaga hormonaba a sus hijos para evitar que fueran homosexuales.

Todo el mundo está en contra de Hazte Oír. La organización radical ultracatólica sacó a las calles un autobús con mensajes de odio en contra de los menores transexuales y los locos seguidores de lo que ellos llaman "dictadura de la ideología de género" e "inquisición gay" osaron echarles en cara que la discriminación está mal.

El grupúsculo solo pretendía hacer uso de su libertad de expresión, porque todos sabemos que esta también ampara discursos de odio. Víctimas de un sistema en el que si eres hombre, blanco y heterosexual estás discriminado, Hazte Oír vela por sus derechos, pero, lamentablemente, no todo el mundo está de acuerdo. 

En el ojo del huracán -en el que, obviamente, ellos no se han colocado-, Hazte Oír está siendo víctima de una persecución sin parangón en forma de arco iris. Así, el pasado 5 de mayo fueron víctimas del colectivo hacker ACAB Gang, que filtró multitud de documentos que, supuestamente, ha conseguido intervenir de los servidores de la organización y de su amado líder, Ignacio Arsuaga.

Hormonas por prescipción médica

Entre los documentos filtrados por los cibercriminales, se encontraban cuatro packs de "Human Chorionic Gonadotropin" presuntamente adquiridos por Arsuaga. Se trata de un medicamento que se administra por vía intravenosa y que ayuda a fomentar la producción de testosterona en los varones. Sin embargo, también mantiene múltiples y dañinos efectos secundarios como trastornos de la nutrición y el metabolismo, depresión, irritabilidad o ansiedad, así como una gran variabilidad de trastornos endocrinos y del sistema nervioso.

Los medicamentos habrían sido adquiridos en una web de Estados Unidos por un coste de 200 euros y la prueba de que llegaron la aporta un albarán de Correos presuntamente firmado por el propio Arsuaga y con sus datos personales. El documento está fechado el 22 de abril de 2014.

Albarán de Correos que confirma la supuesta llegada de las hormonas "Albarán de Correos que confirma la supuesta llegada de las hormonas"

Dado que Ignacio Arsuaga tiene cuatro hijos y, cosas del destino, presuntamente compró cuatro packs del medicamento, el grupo de cibercriminales pensó que serían para ellos para evitar que fueran homosexuales -es manifiesto el amor del abogado por el colectivo LGTBI-. Sin embargo, a través de un burofax, Hazte Oír ha tenido a bien disipar todas las dudas:

Les comunico que la información a la que se refiere dicha noticia se basa en el justificante de compra de un fármaco adquirido por Ignacio Arsuaga por prescripción médica. Los cibercriminales han difundido que ese producto lo ha administrado a sus hijos, lo cual es falso

Subrayan, además, que la información se "basa en datos médicos, confidenciales y privados, que han sido sustraídos de forma ilegal por un grupo de delincuentes informáticos". Algo que ya destacamos en el artículo en el que nos hicimos eco de las filtraciones.

Hazte Oír denuncia a los hackers

Ignacio Arsuaga, líder de Hazte Oír "Ignacio Arsuaga, líder de Hazte Oír"

A parte de lo relacionado con cuestiones médicas, los hackers de ACAB habían obtenido, con técnicas ilegales, otra información sobre los radicales de Hazte Oír en torno a sus cuentas, las técnicas utiizadas para llegar a más gente, las denuncias presentadas en contra de tuiteros o de su supuesto vínculo con una secta de carácter paramilitar.

Mediante el burofax anteriormente mencionado, la organización ultracatólica ha querido dejar claro que todo es falso, al menos en lo concerniente a la compra de los packs de hormonas:

La interpretación que hacen los cibrecriminales de una información médica relacionada con Ignacio Arsuaga, confidencial y privada, es absolutamente falsa, ha sido obtenida de forma ilegal y su difusión, que además daña a menores, podría ser constitutiva de delito

Ignacio Arsuaga ya se pronunció al poco de conocerse el hackeo: "La información publicada en las redes sociales es falsa y ha sido manipulada por estos cibercriminales con el único objetivo de acallar a una asociación por expresarse libremente y a mí como presidente dañarme en mi reputación personal y en mi vida familiar". Por esta razón, la asociación radical que lidera, gran defensora de la libertad de expresión, ha presentado una querella contra ACAB por "estafa, descubrimiento y revelación de secretos, daño informático, coacciones, extorsión, daños y pertenencia a organización criminal".

Artículos recomendados

Comentarios