Buscar
Usuario

Noticias

Hallan muerto en su casa al investigador privado del caso Madeleine

Kevin Hallingen fue hallado con un charco de sangre a su alrededor y varias botellas.

Kevin Hallingen, el detective privado que contrataron los padres de Madeleine McCann, ha sido encontrado muerto en su vivienda del condado de Surrey, Inglaterra, según han confirmado varios medios locales. Su cadáver estaba rodeado de un charco de sangre y restos de varias botellas de alcohol.

Hallingen se encargó de continuar con las investigaciones de la desaparición de la menor británica durante unas vacaciones en el Algarve portugués en mayo de 2007, cuando su familia se encontraba alojada en el hotal Praia de la Luz. El caso finalmente fue archivado y nunca se esclarecieron las circunstancias ni los responsables del suceso.

Los padres de la menor contrataron al detective, aunque finalmente le despidieron en mitad de las polémicas por su presunta adicción a las sustancias alcohólicas. La empresa para la que trabajaba, Oakley International, llegó a cobrar hasta 300.000 libras (unos 345.000 euros) sin que se cumpliesen los resultados esperados.

Kevin Hallingen fue el detective privado encargado de investigar la desaparición de Madeleine McCann "Kevin Hallingen fue el detective privado encargado de investigar la desaparición de Madeleine McCann"

Halligen, conocido por su ostentoso modo de vida, negó en todo momento las acusaciones que recibió en público: "Puedo dar explicaciones de cómo se ha gastado hasta la última libra dle dinero de los McCann", afirmó en una entrevista con la cadena británica Channel 5, en la que negó rotundamente el lucro a partir de los ahorros de la familia.

A la espera de la autopsia que confirme los motivos de su fallecimiento, a los 56 años, algunas voces apuntan al alcoholismo que, supuestamente, padecía: "Hay muchos que no le deseaban lo mejor, pero seguramente el determinante de su muerte haya sido el alcoholismo", ha afirmado el periodista Adrian Gatton, encargado de entrevistarle.

Gatton también ha hecho mención a la personalidad de Halligen y ha señalado que "era un personaje único". Mientras tanto, las autoridades se remiten a los resultados de la autopsia para confirmar el motivo de su fallecimiento.

Una desaparición sin esclarecer

La desaparición de la menor jamás halló respuesta "La desaparición de la menor jamás halló respuesta"

El caso de Madeleine McCann dio la vuelta al mundo. La menor había desaparecido de un día para otro sin dar señales de vida, en mitad de unas vacaciones en el sur de Portugal y sin que nadie pudiera tener constancia de lo que había sucedido realmente.

Las investigaciones llevaron a la imputación de los padres después de que se confirmase que habían proporcionado somníferos a la menor para acudir a una cena mientras que ella dormía en su casa. Sin embargo, la Policía nunca pudo demostrar que este hecho fuera determinante en su muerte.

El trabajo de la Policía incluyó varias hipótesis, como que la niña pudiera huir del edificio ante la ausencia de sus padres o que un sospechoso, Robert Murat, hubiera sido el responsable de su probable muerte. Nunca se pudo demostrar y, finalmente, el caso quedó archivado sin cerrar la posibilidad de una reapertura en el caso de que se presenten nuevas pruebas sólidas.

Artículos recomendados

Comentarios