El Gobierno británico se niega a condenar las acusaciones de guerra contra España

El Gobierno británico se niega a condenar las acusaciones de guerra contra España

Theresa May ha descartado por completo la posibilidad de un conflicto bélico con el país ibérico

Política Adrián Parrondo Adrián Parrondo 04 Abril 2017 12:49

La tensión diplomática entre España y Reino Unido por Gibraltar alcanzó durante la jornada del lunes 3 de abril su punto álgido. Uno de los miembros más influyentes y destacados, Michael Howard, había asegurado que Gran Bretaña no descartaba la posibilidad de un conflicto bélico con el país ibérico en el caso de que violase la soberanía de Gibraltar.

La noticia generó un amplio e intenso debate en redes sociales, donde algunos usuarios, en tono de humor principalemente, empezaron a idear una posible guerra entre ambos países.

La respuesta española no se hizo esperar y el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, se mostró muy cauto en el tono: "no hay ninguna base para perder los nervios por Gibraltar".

El ministro de Asuntos Exteriores español, Alfonso Dastis "El ministro de Asuntos Exteriores español, Alfonso Dastis"

En la misma línea se quiso pronunciar la Unión Europea, que aún no considera el caso de Gibraltar como un asunto de "política exterior", tal y como ha asegurado la responsable de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

Sin embargo, la Unión Europea sí que quiso alinearse con Madrid y pidió moderación al gobierno británico a la hora de pronunciarse sobre un asunto territorial tan complicado, y más teniendo en cuenta el contexto del Brexit.

La institución comunitaria, que siempre se había mostrado neutral en los conflictos entre dos estados miembros, dejaba entrever que su postura ya sería tal con Reino Unido, que ha decidido unilateralmente abandonar el eurogrupo. En todo caso, a quien se apoyara a partir de ahora es al país que decida permanecer dentro.

Pronunciamiento británico

Michael Howard señaló la posibilidad de un conflicto bélico contra España "Michael Howard señaló la posibilidad de un conflicto bélico contra España"

Durante la jornada del lunes también se pronunció el ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, que rehusó condenar las declaraciones de Howard: "la soberanía de Gibraltar es inviolable y seguirá siendo así [...] protegeremos los intereses de la gente de Gibraltar, sus intereses políticos, económicos", quiso asegurar a su salida de la reunión mantenida con sus homólogos europeos en Luxemburgo.

Por su parte, la primera ministra Theresa May, valoró las palabras de Howard: "todo lo que estaba tratando de hacer era la determinación de nuestro país a la hora de proteger los derechos de Gibraltar y su soberanía". Con este gesto, intentó quitar hierro a sus palabras, pero sin contradecir ni condenar sus afirmaciones: "hemos sido muy claros en que vamos a apoyar plenamente el derecho de Gibraltar a su soberanía".

"No va a suceder"

Theresa May ha descartado completamente la vía militar "Theresa May ha descartado completamente la vía militar"

Así al menos se ha desprendido de las declaraciones que Theresa May ha ofrecido a los medios, que se rió cuando los periodistas le preguntaron sobre la posibilidad de llegar a un conflicto bélico con España.

En una frase prestada de Wiston Churchill, la mandataria respondió con un "mandíbula, mandíbula, no guerra guerra", en referencia a la necesidad de establecer puentes de diálogo para encontrar una solución de manera pacífica y sin hostilidades.

May aseguró que el conflicto bélico con el país ibérico "no va a suceder", de manera tajante, aunque aseguró que defendería los intereses británicos "a toda costa". 

Todo ello llega en medio del golpe que la UE dio a Gran Bretaña, permitiendo a España la posibilidad de veto en torno al asunto de Gibraltar. En Reino Unido, la colonia se vislumbra como un recuerdo de la vieja etapa colonial, sobre todo entre los sectores más conservadores del país. Por ello, May siempre recurre con especial cautela a la hora de hablar sobre el Peñón. Una crisis entre Madrid y Londres que, poco a poco, vuelve a la calma.

Comentarios