Buscar
Usuario

Política

Ayuso (PP) y Monasterio (VOX) presionan a Ciudadanos para aceptar un tripartito en Madrid

Isabel Díaz Ayuso quiere que VOX entre en el Gobierno de la Comunidad de Madrid que dirigirá la región durante los próximos cuatro años.

Ayuso (PP) y Monasterio (VOX) presionan a Ciudadanos para aceptar un tripartito en Madrid

Un gobierno tripartito de PP, Ciudadanos y VOX para gobernar la Comunidad de Madrid durante los próximos cuatro años. Esa es la premisa con la que las líderes de PP (Díaz Ayuso) y VOX (Rocío Monasterio) en la región intentarán convencer a los naranjas para integrar a la formación verde, que pasaría a controlar consejerías y áreas de gobierno.

Isabel Díaz Ayuso está ampliamente convencida de esta posibilidad, que genera fuerte rechazo entre algunos de los barones del PP como el presidente gallego Alberto Núñez Feijóo.

La candidata madrileña, de la cuerda de Casado, apuesta por la teoría de que integrar el mensaje de Abascal permitiría volver a recuperar el electorado más conservador ("No puedes pedir que te apoyen a cambio de nada, hay que respetar a los votantes", aseguró ante los medios sobre los pactos con VOX). Esto, sin duda, vuelve a alejar al PP del centro político, que el sector de Ayuso da por amortizado tras el auge de Ciudadanos, precisamente el partido que se vería más perjudicado electoralmente si finalmente se consuma este tipo de Ejecutivo.

La pelota está ahora en el tejado de la formación naranja, con una posición complicada: o pacta con la extrema derecha o el bloque conservador le cuelga el 'sambenito' de ceder poder a la izquierda. Además, no vale el mantra de 'la fuerza más votada' porque es el PSOE, ni solventaría la situación absteniéndose en una investidura de un gobierno del que C's, además, quiere formar parte.

Primero programa, después "sillones"

El primer encuentro entre las tres derechas se iba a producir ayer jueves 6 de junio en una sala de la Asamblea de Madrid, pero Ciudadanos lo dinamintó cuando supo que iba a ser fotografiado con la líder popular, antes de que esta se sentara con Rocío Monasterio, líder de VOX en Madrid. "La foto ya nos la hicimos en Colón", recuerdan los de Monasterio en declaraciones a Madridiario.

A pesar de las reticencias, Ciudadanos se va a ver obligado a mantener buenas relaciones con VOX a lo largo de los próximos cuatro años. La legislatura debería necesitar, al menos, de cuatro acuerdos presupuestarios y, aquí, la formación de Santiago Abascal se hará notar.

El líder de Ciudadanos en Madrid, Ignacio Aguado (dcha) tiene la llave de la gobernabilidad de la región "El líder de Ciudadanos en Madrid, Ignacio Aguado (dcha) tiene la llave de la gobernabilidad de la región"

No podemos olvidar que Rocío Monasterio tiene un perfil mucho más ambicioso y mediático que Francisco Serrano en Andalucía, que ya amenaza con tumbar el Ejecutivo de Juanma Moreno si no se escuchan sus prerrogativas. Ahora, precisamente, la Junta asegura que existen "chiringuitos de género" en materia de lucha contra la violencia machista.

"Esperamos que Ciudadanos tenga la misma posición de cordialidad -que el PP- y de socio leal necesario para un Gobierno", ha asegurado tras remarcar que considera a ambos partidos como "socios" y no como rivales.

Mientras tanto, el plan negociador pasa por concretar primero un programa de gobierno y posteriormente repartir los cargos que desempeñará cada partido en el futuro gobierno de la Comunidad de Madrid.

Artículos recomendados

Comentarios