Buscar
Usuario

Noticias

El gesto de Letizia a Leonor que demuestra que la reconciliación con Sofía era puro teatro

Tras el desencuentro entre doña Letizia y doña Sofía durante la misa de Pascua, trataron de dar una imagen de unidad familiar que no lo es tanto.

Los Borbones dan para mucho más allá de la larga lista de amantes del emérito don Juan Carlos o el caso de corrupción en el que está envuelto el cuñadísimo, Iñaki Urdangarín, marido de la infanta Cristina. Por si no fuera suficiente, la mala relación entre las reinas, doña Letizia y doña Sofía, ha saltado convirtiéndose en la comidilla de todos los españoles.

A pesar de que siempre se ha sabido que la madre y la mujer de Felipe VI no tenían una estrecha relación, en la misa de Pascua celebrada el pasado 1 de abril en la catedral de Palma de Mallorca se constató la tensión entre ambas cuando doña Sofía trató de hacerse una fotografía con sus nietas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, pero doña Letizia se lo impidió encarándose con ella.

El escándalo manchó sobremanera la imagen de la reina actual, por lo que desde Casa Real vieron necesaria una imagen de reconciliación que disipara teorías sobre desencuentros entre suegra y nuera. Aprovechando que el rey emérito tuvo que ser operado de la rodilla el 7 de marzo, llegó la oportunidad idónea para hacerse una foto familiar a las puertas del hospital dando así un retrato de unidad que acallara las críticas.

La puesta en escena estuvo perfectamente coreografiada. Doña Letizia se baja del coche y abre la puerta a doña Sofía, que es ayudada a bajar por su nieta la princesa Leonor antes de darle la mano. A continuación, la infanta Sofía corre a darle también la mano a su abuela. Así, las tres juntas posan junto a los reyes con rostros sonrientes frente a los medios de comunicación.

Dentro de lo impostado del momento, todo fue con normalidad hasta que un gesto de la reina Letizia evidenció la poca naturalidad del momento. Durante el posado, las cámaras de televisión pudieron captar cómo la mujer de Felipe VI da un toque con el bolso a su hija mayor para que se acerque más a su abuela y así reforzar la imagen de familia feliz. Puro teatro.

Posteriormente, el monarca fue preguntado por una periodista sobre la diferencia entre la situación vivida el domingo de Pascua y la estampa que acababan de afrecer en la puerta del hospital. El rey, sin dejar a la profesional terminar la pregunta, respondió incómodo: "Todo está bien".

Don Juan Carlos no recibe a la reina Letizia

Doña Letizia no solo acumula conflictos con la reina emérita, sino que también mantiene una mala relación con don Juan Carlos. Aunque durante el rifirrafe surgido en la misa de Pascua el emérito se mantuvo al margen, en la comida posterior surgieron los reproches en los que llegó a decirle a su hijo que si había tenido coraje para casarse con ella, lo tuviera para ponerla en su sitio.

A pesar de la operación a la que fue sometido don Juan Carlos, la tensión no disminuó. Muy alejada de la buena estampa que regalaron a las puertas del hospital, una vez dentro doña Letizia tuvo que quedarse fuera de la habitación, por lo que no visitó a su suegro por expreso deseo de este. Así lo ha informado Gustavo González en 'Sábado Deluxe': "Él no ha querido recibirla y ella solo ha ido a hacerse la foto".

Artículos recomendados

Comentarios