Buscar
Usuario

Noticias

Denuncian atentado ecológico en Zahara de los Atunes por fumigar la playa con lejía para el paseo

"Han arrasado los espacios dunares, es una locura lo que han hecho contra la propia playa", ha denunciado una vecina de la zona.

Denuncian atentado ecológico en Zahara de los Atunes por fumigar la playa con lejía para el paseo

El paraíso que representa la playa de Zahara de los Atunes se encuentra ahora en peligro tras la polémica medida adoptada ante la apertura de los confinamientos para los niños: fumigar todo el entorno lanzando lejía.

La iniciativa partió de la Junta Vecinal de la Entidad Local Autónoma (ELA) y la Asociación de Comerciantes de Zahara de los Atunes (Avoza). Con ello, se buscaba que las familias pasearan minimizando el riesgo de contagios. El problema: han fumigado un entorno natural como si fuera una zona urbana.

Hay constancia de que la lejía se ha repartido a través de unos camiones en el tramo comprendido desde el Hotel Antonio, cerca de Atlanterra, hasta la desembocadura del río Cachón, dentro de la localidad.

La iniciativa ha provocado una fuerte indignación entre los vecinos y la propia Junta de Andalucía. Los colectivos ecologistas denuncian que las consecuencias se verán durante los próximos meses en lo que califican como un atentado ecológico.

La esterilización de la playa con lejía puede destruir todo el ecosistema de la zona "La esterilización de la playa con lejía puede destruir todo el ecosistema de la zona"

El delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Daniel Sánchez, ha pedido "un poco de sensatez" y se ha cuestionado: "¿Cómo se puede fumigar una playa? ¿Están pensando en lo que están haciendo? A veces es difícil de entender algunas conductas avaladas por responsables políticos", se ha lamentado.

Quieren presentar una denuncia en los juzgados

La polémica no se ha quedado ahí, porque varias organizaciones como la Agrupación de Voluntarios de Trafalgar, se han movilizado para que esta medida llegue a los juzgados cuanto antes.

"Han arrasado los espacios dunares y han ido contra todas las normas. Ha sido una aberración lo que han hecho, teniendo en cuenta además que el virus vive en las personas, no en la playa. Es una locura lo que han hecho contra la propia playa", ha criticado María Dolores Iglesisa, presidenta de la asociación de voluntarios.

Las consecuencias que pueden desencadenarse son especialmente graves, incluyendo todas las especies que forman parte del ecosistema de la zona. Por ello, varios colectivos se han unido para presentar una denuncia ante los juzgados y dirimir las responsabilidades oportunas.

Artículos recomendados

Comentarios