Buscar
Usuario

Política

Fracasa la moción de censura en Murcia

El Partido Popular consigue mantener la Región de Murcia gracias a los tránsfugas de Ciudadanos y a prometer implantar el veto parental.

Fracasa la moción de censura en Murcia Fracasa la moción de censura en Murcia

Foto: Twitter @AnaMartinezVid1

La Región de Murcia se convirtió en el epicentro del terremoto político que ha sacudido España en las últimas semanas. La ruptura del Gobierno de PP y Ciudadanos llevó a los segundos a presentar junto al PSOE una moción de censura contra el presidente Fernando López Miras, desatando una guerra entre la formación conservadora y la liberal que ha llevado incluso a romper el Gobierno de la Comunidad de Madrid, donde se celebrarán elecciones.

Tras el caos inicial, parecía que la moción de censura provocaría la caída de 26 años de gobierno del PP en Murcia, que pasaría a manos de la candidata propuesta, Ana Martínez Vidal, de Ciudadanos. Sin embargo, los populares desataron toda la maquinaria para impedirlo logrando que tres tránsfugas del partido naranja, que previamente habían firmado la moción de censura, se desdijeran para pasar a apoyar a López Miras a cambio de un puesto en el Gobierno regional.

Fernando López Miras, presidente de la Región de Murcia, junto a los tránsfugas de Ciudadanos "Fernando López Miras, presidente de la Región de Murcia, junto a los tránsfugas de Ciudadanos"

Estallada la crisis en Ciudadanos, la moción de censura continuó adelante con todas las miradas puestos en los tres parlamentarios que habían sido expulsados de VOX en la Asamblea Regional de Murcia. Durante los días previos a la celebración de la moción de censura, mantuvieron en secreto el sentido de su voto mientras mantenían negociaciones con las partes. No fue hasta después de la primera sesión plenaria cuando anunciaron que no apoyarían a Martínez Vidal, asegurando así el Gobierno de López Miras.

Así, los números no han salido, poniéndose de parte de los populares. La moción de censura solo ha contado con el respaldo de los 17 votos del PSOE, los dos de Podemos y dos de los seis de Ciudadanos, que suman 21 de los 23 necesarios que eran necesarios para que la iniciativa prosperase.

Veto parental y puestos en el Gobierno

Para conseguir el fracaso de la moción de censura, el Partido Popular desplegó sus tentáculos con Teodoro García Egea, secretarlo general de la formación conservadora, a la cabeza, para captar a tránsfugas de Ciudadanos. Pescaron así a Isabel Franco, que conservaría la vicepresidencia, y a Valle Miguélez y Francisco Álvarez, que entrarían a formar parte del Gobierno regional como consejeros pasando a cobrar unos 76.000 euros anuales. Para asegurar los números, el PP también habría convencido a Alberto Castillo, presidente de la Asamblea y también en las filas naranjas, de que se abstuviera en caso de sorpresa.

A ellos se han sumado los tres votos de los parlamentarios expulsados de VOX, Juan José Liarte, Mabel Campuzano y Francisco Carrera. Para asegurar sus votos, García Egea les habría prometido implantar el voto parental en Murcia. Se desconoce si, además, también entrarían a formar parte del Gobierno de la región.

El acuerdo con la extrema derecha iría más lejos. Según recoge La Verdad, en el borrador de las negociaciones se baraja entregar la consejería de Educación y Cultura a VOX, pasando de manos de la popular Esperanza Moreno a la ultra Mabel Campuzano. Con esto, también se habrían comprometido a dar su apoyo a los Presupuesto de 2021.

"Perdón" a los murcianos

La candidata a presidenta del Gobierno de Murcia en la moción de censura, Ana Martínez Vidal, subió a la tribuna durante la primera sesión y recordó a los 45 diputados que tienen "una oportunidad histórica" si apoyan su proyecto y sacan del poder al PP tras 26 años de Gobierno. Reiteró los motivos de la moción argumentando que "el PP ha hecho de la corrupción su forma de supervivencia". Así, sacó a relucir el escándalo de las vacunas y expuso lo sucedido en el Ayuntamiento de Murcia: "Tras pedir Cs que se investiguen las adjudicaciones hechas a dedo por el anterior equipo del PP, el Partido Popular ha respondido acusando, denunciando y espiando al denunciante".

"Ante esta moción de censura, el PP ha reaccionado de la forma más corrupta posible: han comprado los votos que les hacían falta para hacer fracasar la moción con cargos públicos y han incluido a tránsfugas en el Gobierno", expresó desde la tribuna.

También quiso pedir perdón a los murcianos. "Perdón por el esperpento que han tenido que vivir en los últimos días", "perdón porque lo que podía haber sido un simple cambio de dirigentes para mantener el proyecto de gobierno dentro de una estabilidad controlada, se ha acabado convirtiendo en un mercadeo de sillones", "perdón a todas aquellas personas de riesgo que siguen esperando con angustia y con miedo sus vacunas. ¿Cuántos han fallecido porque la vacuna que les correspondía se la puso un político del PP?".

Y se disculpó, de parte de Ciudadanos, por haber pactado con el presidente autonómico, Fernando López Miras, tras las elecciones de 2019. "Pensamos que al formar parte en ese gobierno podríamos hacer las cosas de forma diferente; podríamos hacerles cambiar. Nos equivocamos", explicó. Y añadió que, aunque en Cs pudieran errar, nunca han sido "cómplices de la corrupción".

Artículos recomendados

Comentarios