Buscar
Usuario

Noticias

La familia de Blesa hereda 12 millones de euros en multas por sentencias judiciales

Los herederos tienen la posibilidad de renunciar al legado del banquero o asumir su responsabilidad civil ante la justicia.

Los herederos de Miguel Blesa deberán de hacerse cargo de la responsabilidad civil por el juicio del las tarjetas black, en total una multa de 12 millones de euros, en el caso de que acepten la herencia del exbanquero. A esta cuantía, se podría sumar la sentencia de la investigación en torno a los sobresueldos de Caja Madrid, una causa que aún se encuentra abierta y en investigación.

La responsabilidad penal, es decir, la entrada en prisión, expiró tras el suicidio con una escopeta del que, durante un largo período, fue presidente de Caja Madrid y reputado banquero. Una figura que cayó en desgracia tras los continuos escándalos de corrupción por los que le señaló la justicia.

Miguel Blesa pasea junto a su mujer, Gema Gámez "Miguel Blesa pasea junto a su mujer, Gema Gámez"

La familia se encuentra ahora debatiendo sobre si rechazar la herencia (y con ello las multas que les puda imponer la Justicia) o aceptar todos los bienes de una de las riquezas más importantes de España.

La muerte de Blesa, eso sí, supondrá el archivo del resto de causas que tenía pendientes sin que finalmente la justicia pueda determinar su culpabilidad. En concreto, la subida de sueldos en Caja Madrid, en la que el abogado de Blesa solicitará el archivo de la causa contra su cliente, aunque sí que continuará para el exdirector financiero, Idelfonso Sánchez Barcoj.

Por otro lado, en las preferentes (uno de los puntos más polémicos para Blesa), la causa se podrá archivar igualmente ante la imposibilidad de enjuiciar al acusado. En el caso de las tarjetas black, sin embargo, los familiares pueden retirar el recurso con el que Blesa pretendía limpiar su imagen o continuar hacia adelante hasta que el juez tome su deliberación.

Miguel Blesa junto a su hija, María Jesús "Miguel Blesa junto a su hija, María Jesús"

La ley también contempla que la responsabilidad civil "subsiste contra sus herederos", por lo que hay posiblidad de que se abra un nuevo proceso más largo en el que la sentencia contra el acusado sea la prueba para que se reponga el daño causado. Si se renuncia a ella, la sentencia se anula.

Sería en ese momento en el que el Estado se apropiaría de los bienes del banquero y procedería a amortizar la multa impuesta por la sentencia judicial. Aunque, en este caso, queda la posibilidad de que sus posesiones se agoten y no abarquen todo el montante de la multa.

Artículos recomendados

Comentarios