Los motivos por los que esta exvegana no quiere que seas vegano

Los motivos por los que esta exvegana no quiere que seas vegano

Durante 20 años fue vegana pero dejó de serlo porque, según cuenta, desarrolló grandes problemas de salud.

Vida Dori Ayllón Dori Ayllón 10 Julio 2018 10:42

"Las grandes figuras del veganismo mienten. He visto a gente desvanecienda por su dieta y que acababan yendo a la misma tienda de mariscos en donde yo hago la compra". Así habla de las personas veganas Lierre Keith en su libro 'El mito vegetariano', en donde critica este movimiento e ideología de vida basado en no consumir ningún producto que proceda de los animales. Lo dice tras una experiencia de 20 años como vegana y como activista militante. 

Y es que Keith asegura que comenzó siendo vegana a los 15 años porque conoció a una persona que le prometió que bajo este movimiento se arreglarían todos los problemas del mundo. Sin embargo, lo que se encontró fueron episodios de hipoglucemia, espondoliosis, amenorrea y depresión. Además, sostiene que la práctica "más destructiva" para el planeta es justo la que defienden desde el veganismo: la agricultura. "En su seno no se cuestiona toda la devastación que ha provocado. Lo que ellos buscan son soluciones simples a un problema muy grande y sistémico", explica en 'Alimente'.  

Asimismo considera que existen motivos suficientes para rechazar la carne, pero también reivindica que no sólo existe la ganaderia que tortura animales, sino que existe más de un modelo de ganadería. 

Lierre Keith durante una entrevista "Lierre Keith durante una entrevista"

En este sentido explica que la mayoría de las personas que han decidido ser veganas han dejado el régimen. "Estas cosas las tratábamos en privado, pero nadie tenía el coraje de admitir que habíamos cometido un gran error. Por ese motivo decidí escribir este libro. Estas dietas no resuelven los problemas que nos preocupan y para lo único que sirven es para destruirnos a nosotros mismos si las mantenemos durante años".

"Cuando incorporé la grasa animal a mi dieta pude doblar mis rodillas"

Al ser pregutada sobre su vida una vez volvió a comer grasa animal, la exactivista vegana explica que sus problemas de salud como la depresión o la amenorrea se solucionaron por completo. Además, cuenta que mientras era vegana tenía la piel seca hasta el punto de dolerle y que al dejar de serlo pudo mover los hombros y doblar las rodillas "sin que aquello fuese un calvario"

La dieta que Keith defiende ahora consiste en lo que denomina como "comida que crece de forma salvaje en los bosque u océanos", y también la que provenga del cuidado responsable por parte de los seres humanos. Para este último caso cita al granjero Joel Salatin, quien lleva a cabo los modelos de agricultura y ganadería ecológicas. 

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados