Buscar
Usuario

Política

La extrema derecha de EEUU alerta sobre el estallido de la guerra civil este 4 de noviembre

Varios medios conservadores han extendido el rumor de que grupos antifascistas se levantarán en armas este sábado.

Las teorías de la conspiración suelen encontrar un punto fuerte en aquellas personas que creen cualquier tipo de información, sea cual fuere la fuente de la que provenga. Es lo que le está sucediendo a la extrema derecha estadounidense: varios medios informativos han ido propagando la alocada idea de que grupos antifascistas iniciarán una guerra civil contra el "régimen Trump-Pence" el próximo 4 de noviembre.

Las mismas 'fake news' (o falsas noticias) aseguran que dichas agrupaciones comenzarán a "matar a los blancos". Los rumores llevan extendiéndose desde el pasado mes de septiembre, cuando tres hechos que se explicarán a continuación comenzaron a inquietar a los grupos fascistas y a la base electoral del presidente de la primera potencia mundial.

Insurrección violenta

Manifestantes contrarios a Donald Trump "Manifestantes contrarios a Donald Trump"

Diferentes páginas webs vinculadas con el extremismo de la derecha más rancia han extendido estos murmullos sin tan siquiera corroborarlos. Facebook, Twitter, grupos de WhatsApp e incluso medios de comunicación conservadores han dado por válida esta nueva teoría de la conspiración. Según explican ellos mismos, los antifascistas "planean matar este fin de semana a todos los votantes de Trump, a los conservadores y a los propietarios de armas". 

¿De dónde surgen estos rumores? Tres acontecimientos han supuesto el caldo de cultivo para creer ciegamente en esta idea. Por un lado, Refuse Fascism (Rechaza el Fascismo) convocaba hace unas semanas una gran protesta en Los Ángeles que consiguió paralizar la autopista 101. En dicha carretera, desplegaron unos carteles que advertían: "el 4 de noviembre empieza". Este grupo está vinculado al Partido Comunista Revolucionario y es el único que tiene previsto una protesta para el día 4.

Alex Jones, locutor de radio sensacionalista "Alex Jones, locutor de radio sensacionalista"

En segundo lugar, entra en acción la viralización de un vídeo colgado en Facebook titulado Vets Begore Illegals (veteranos antes que los inmigrantes ilegales). En esta grabación se asegura que los antifascistas ya se encuentran preparados para iniciar una gran guerra civil contra el "orden" establecido desde que Trump ganara las elecciones y que se están preparando para atacar a policías, ciudadanos blancos, conservadores y a la mismísima administración de Washington.

En tercer y último lugar, a estos dos hechos anteriores, se une la difusión por parte de Alex Jones, un famoso presentador de radio de este rumor a todos sus oyentes. Su influencia es notable entre aquellos que conectan el aparato de radio para seguir al pie de la letra sus predicaciones. Según el escritor Spencer Sunshine, este presentador es un "gran defensor de las teorías de la conspiración". Cuando le llega una, la reformula para adaptarla a su audiencia.

Los conservadores apoyan la teoría

La extrema derecha está alerta ante una supuesta guerra civil impulsada por grupos antifascistas "La extrema derecha está alerta ante una supuesta guerra civil impulsada por grupos antifascistas"

Los más radicales y alocados del panorama comunicativo y político no son los únicos que se han tomado en serio estas presuntas "amenazas" de los antifascistas. Varios medios de comunicación considerados conservadores y de corte centrista se han subido al carro de la conspiración y han comenzado a propagar la supuesta guerra civil que se iniciará el 4 de noviembre. Gateway Pundit, un blog conservador, publicó un artículo de Lucian Wintrich, su corresponsal en la Casa Blanca, en el que aseguraba que un "líder antifascista había prometido decapitar a padres blancos".

Wintrich alude a sus compañeros de estudios cuando es preguntado por las fuentes en las que basa su información. "Fui estudiante de Bard College. Me eduqué con universitarios que seguramente están en listas de sospechosos de terrorismo por ser extremistas socialistas o comunistas".

Sin embargo, pese a haber publicado este artículo en el diario conservador, el corresponsal admite que su historia se originó a raiz de un tuit humorístico proveniente de una cuenta que no tiene ninguna relación con los antifascistas. Asimismo, aseguró que era poco probable que se sucediera una insurrección el próximo 4 de noviembre. Pese a ello, asegura que su intención es lanzar una crítica a los discursos izquierdistas y a la sociedad en su conjunto.

La elección de Donald Trump como presidente de EEUU supuso un shock para la población con un mínimo de sentido común y, por otro lado, dio alas a los grupos de la extrema derecha fascista "La elección de Donald Trump como presidente de EEUU supuso un shock para la población con un mínimo de sentido común y, por otro lado, dio alas a los grupos de la extrema derecha fascista"

"La izquierda radical siempre bromea sobre asesinar a blancos. ¿Qué pasaría si yo bromeara sobre matar a padres negros? Saldría en las portadas de todos los periódicos del país (...) Deberían juzgarnos igual", denunciaba Wintrich sobre la supuesta doble moral de la sociedad y los medios.

Toda esta locura, probablemente, quede en una teoría de la conspiración más en el baúl de los recuerdos de Internet. Spencer Sunshine, escritor de un informe sobre las teorías de la extrema derecha para la organización Political Research Associates, resaltaba que el grupo Refuse Fascism, el único que tiene convocada una protesta para este sábado, ha participado en diferentes manifestaciones con los grupos antifascistas en el pasado. Pero este hecho no le conecta directamente con ellos puesto que sus protestas son siempre pacíficas y critican al gobierno, dejando de lado a los militantes de derechas y a los agentes.

Este pánico generado sobre todo a raíz de los vídeos virales y la validez que le otorgan los interlocutores de diferentes medios lo único que hace es "reforzar y movilizar a las bases", según Sunshine. "Es un llamamiento a no bajar la guardia", afirma. Por lo tanto, se trata de una teoría impulsada para mantener vivo el espíritu y la movilización de los fascistas de cara a las citas electorales. Su apoyo ha resultado ser clave en el ascenso de Trump al poder. Teorías como estas y las 'fake news' impulsadas presuntamente por el gobierno ruso para desestabilizar las democracias occidentales han provocado que un pirómano se convierta en líder del cuerpo de bomberos.

Artículos recomendados

Comentarios