Buscar
Usuario

Ciencia

Las extracciones de sangre sin agujas ni dolor ya son una realidad

Los moretones tras los pinchazos o los "nunca me encuentran la vena" desaparecerán gracias al TAP, sistema con el que se extrae sangre sin agujas.

Las extracciones de sangre sin agujas ni dolor ya son una realidad

La Agencia de Medicamentos de Estados Unidos (FDA) ha aprobado el TAP, un nuevo dispositivo que permite extraer sangre por flebotomía activada por contacto. Esto quiere decir que no harán falta agujas para sacarnos sangre.

El sistema está compuesto a base de unas microagujas que perforan la capa superior de la piel, aunque el paciente no podrá ver ni notar la extracción de la sangre, que se hará en los capilares y de manera totalmente indolora.

Este método será muy útil para aquellos que padecen tripanofobia, que es el miedo irracional a inyecciones y agujas, ya que les ayudará a la hora de realizarse analíticas o ponerse vacunas. Pero no solo eso: será útil para cualquier paciente, que podrá utilizar el dispositivo desde su propia casa. Se terminaron los dolores tras infinitos pinchazos por no encontrar las venas o los mareos a causa de ver las agujas sacándonos sangre.

Así se utiliza

El TAP se coloca en la parte superior del brazo y debe dejarse ahí durante unos minutos para extraer la sangre, liberando anticoagulantes si fuera necesario. No obstante, a pesar de su pequeño tamaño, el TAP puede llegar a extraer 100 microlitros de sangre, una cantidad más que suficiente para poder realizar pruebas médicas.

A pesar de que ahora ha sido aprobado por la FDA, el TAP se presentó en enero de 2017 en la Cumbre de la Salud Digital de la Asociación de Tecnología del Consumidor, que se celebró en Las Vegas. Una vez aprobado por la Agencia de Medicamentos de Estados Unidos, podremos contar con él para extraer alrededor de 100 microlitros de sangre en unos dos minutos, de manera indolora y sin necesidad de agujas.

Artículos recomendados

Comentarios