Eurovisión 2019: Serbia apuesta por una clásica del festival

Eurovisión 2019: Serbia apuesta por una clásica del festival

Nevena Bozovic acudirá por tercera vez a Eurovisión con la balada clásica 'Kruna'.

Una delegación en Eurovisión, por norma general, debe aprender bastante de un año para otro. Al igual que un buen resultado puede ser el acicate para encontrar buenas prácticas en el festival, todo lo contrario debe servir para lo mismo. Serbia parece que aprendió mucho del año pasado y su más que decente resultado en Lisboa.

Si bien Serbia es un país que apenas se ha quedado tres veces fuera de la final desde su primera aparición en 2007, hay clasificaciones y clasificaciones, y la del año pasado fue excelente. 

Fieles a su estilo musical autóctono, la delegación del país balcánico consiguió de la mano de Sanja Ilic & Balkanika una brillante clasificación que terminó con un decente decimonoveno puesto en una final de tremenda calidad musical. Lo que en inicio parecía una canción extraña, con instrumentos rocambolescos, fue ganando día a día hasta el punto de conseguir un puesto que dejaba clara una idea: si eres fiel a tu cultura, suele funcionar. 

Por eso, el resultado del Beovizija de este año ha seguido la misma hoja de ruta. Y es que Serbia se plantará en Tel Aviv con la ya conocida Nevena Bozovic y su balada balcánica 'Kruna', una canción que, pese a que no ha entrado con buen pie en las casas de apuestas de pago, tiene uno de los elementos que suelen funcionar en festival: sonar al país que representas. ¿Será suficiente para llegar a la final? 

La tercera vez

La figura de Nevena Bozovic es más que conocida en la escena eurovisiva. Y es que la intérprete, pese a sus 24 años, puede presumir de haber estado en tres ocasiones en el Festival de Eurovisión. 

La primera fue en el año 2007, cuando Nevena se convirtió la abanderada serbia en Eurovisión Junior. En aquella ocasión, la joven cosechó un destadado tercer puesto en Róterdam, siendo una de las únicas dos naciones que han conseguido puntos de todos los países. Por aquella fecha tenía solo 12 años, y le esperaba aún otra experiencia más en Eurovisión.

Nevena ya estuvo en Eurovisión 2013 con el grupo Moje 3 "Nevena ya estuvo en Eurovisión 2013 con el grupo Moje 3"

Esa vuelta se produjo en Malmo 2013 de la mano del grupo Moje 3 y la canción 'Ljubab je Svuda'. En esta ocasión, formando parte del trío, la apuesta no alcanzó la final en un caso curioso, ya que se desmoronó como consecuencia de la puesta en escena y, sobre todo, de los trajes de las componentes. 

Seis años después, llegó la tercera oportunidad con una clara madurez que no tuvo en las dos anteriores. 'Kruna' es otra cosa, aunque su resultado puede llegar a ser incierto al igual que en 2013. 

Una hoja de ruta clásica

Serbia suele ser fiel a su música autóctona "Serbia suele ser fiel a su música autóctona"

Una edición de Eurovisión sin baladas no es nada. Año tras año, pese a que las tendencias de la música cambian y la innovación es la protagonista en el festival, siempre se cuelan algunas propuestas que se mantienen intocables al paso del tiempo. 

Y es que encontrarnos a grandes voces con vestidos largos, un ventilador delante y una estructura de canción similar año tras año. A este carro se ha sumado Serbia, con la gran diferencia de que la balada balcánica siempre tiene un punto más que cualquier otra.

Frente a baladas procedentes de factorías nórdicas o compositores rutilantes de la escena eurovisiva, desde los Balcanes saben bien lo que hacen con las baladas y en esta ocasión han formado un buen pack entre voz, canción y presencia escénica. 

Quizá con el único lunar de haberle añadido una breve estrofa en inglés para 'internacionalizar' el tema (siempre es esto un error), Kruna nos recuerda a otras propuestas, un hecho que curiosamente aquí no es nada malo. Con apenas unos segundos sabes de donde procede la canción, y eso es un punto ganado. 

VALORACIÓN: Saben a lo que juegan (17/25)

Serbia sabe qué está presentando al Festival de Eurovisión "Serbia sabe qué está presentando al Festival de Eurovisión"

¿Conseguirá Serbia un hueco para el sábado? Partiendo en la primera semifinal, en principio algo más floja que la segunda, y siendo casi la única apuesta similar en la noche del martes, creemos que Nevena Bozovic merece la final.

Dejando en la noche del jueves a apuestas como las de Macedonia del Norte, Moldavia u Albania, la canción serbia puede ser el contrapunto de este estilo en la semifinal, y calidad no le falta para conseguir el pase. 

Serbia se ha puesto el traje autóctono local y le sienta realmente bien. Dejando a un lado conceptos prefabricados, el Beovizija ha encontrado el hilo correcto y hay momentos donde la clasificación realmente importa poco. Serbia lleva el camino correcto para Tel Aviv. 

Comentarios