Eurovisión 2018: Reino Unido apuesta por una gran voz para un tema algo trasnochado

Eurovisión 2018: Reino Unido apuesta por una gran voz para un tema algo trasnochado

SuRie ganó el 'Eurovision You Decide' luego de haber participado como corista en el festival dos veces.

Reino Unido en Eurovisión ya no es lo que era. Pensar en un país que ha ganado cinco veces, y que nos ha dejado figuras como Cliff Richards, Katrina & The Waves u Olivia Newton John, implica comparar con la BBC actual y su postura respecto al festival europeo de la canción. Este año, parece que tampoco han emprendido un camino serio para poder ganar el micrófono de cristal.

Los británicos organizaron este año de nuevo su 'Eurovision You Decide', una gala de apenas dos horas presentada por el ganador de 2015, Mans Zelmerlow. En ella, se presentaron seis canciones, de buena producción y diversas entre sí. De ellas, ganó SuRie con su canción 'Storm'. Lejos de ser favorita, la fuerza del directo y la mejor interpretación de la noche (de largo), le brindaron el billete a Lisboa a una intérprete que ya conoce el festival de sobra. 

Sorteando a apuestas que partían favoritas como Asanda y 'Legends' o Jaz Ellington con 'You', parece que la audiencia inglesa (que no fue muy abultada) se guió por la primera escucha. Y en ese parámetro ganó SuRie de sobra. Frente a otras apuestas donde el directo jugó en su contra, Reino Unido dejaba pasar el tren de la canción melódica o del pop más actual en beneficio de una canción sencilla, con potencia y que en muchas ocasiones suena un poco transnochada para un evento como Eurovisión en pleno 2018.

De corista a representar a su país

SuRie junto a Mel Giedroyc y Mans Zelmerlow, presentadores del evento "SuRie junto a Mel Giedroyc y Mans Zelmerlow, presentadores del evento"

SuRie no es para nada el ejemplo de artista que lleva Reino Unido a Eurovisión estos últimos años. En unas últimas ediciones, Reino Unido ha apostado por ganadores de 'The Voice' y otros talent shows, pretendiendo con ello estirar el tirón de jóvenes intérpretes de cara al festival. Sin embargo este año, Susane Marie Cork (que así se llama) ha roto todos los esquemas.

La intérprete, ya no solo no salió de un talent, sino que fue toda una alumna de la Royal Academy inglesa. Habiendo llegado a tocar hasta en el Royal Albert Hall delante de la mismísima Reina de Inglaterra, ahora tendrá delante a más de 200 millones de personas a la hora de interpretar su 'Storm'.

Lo bueno de esto es que no le sorprenderá nada. Y es que SuRie ya estuvo tanto en Estocolmo 2015 así como en Kiev 2017. Formando parte en ambas ocasiones de la delegación belga al festival, en ambos años fue una de las coristas tanto de Loïc Nottet (4º en el festival) primero, como de Blanche después (cuarta también) en dos participaciones memorables. Llegando a formar incluso parte del equipo de escenografía de Bélgica el año pasado en Ucrania, ahora esta profesora de música se enfrenta a una candidatura para ella sola, que buscará batir el decimoquinto puesto obtenido por la BBC el año pasado con Lucie Jones y 'Never Give Up On You'.

'Storm', ¿demasiado clásico?

'Storm' se impuso por sorpresa en el 'Eurovision: You Decide "'Storm' se impuso por sorpresa en el 'Eurovision: You Decide"

Es momento de valorar la canción. Lo cierto es que 'Storm' no ha entrado con buen pie en las apuestas eurovisivas. Hasta el momento, la canción de SuRie ya forma parte del vagón de cola del festival. En un año donde muchos países apuestan por su música más tradicional, mientras que otros buscan innovar al máximo por miedo a comparaciones con Salvador Sobral; Reino Unido nos presenta una canción clásica, de pie de micro y vozarrón, que de momento transmite poco.

Llamando a tiempos mejores, la canción supone una llamada de la intérprete a toda su familia recordando su infancia. Clamando que "las tormentas no duran para siempre" y que no se debe "perder la ilusión para seguir persiguiendo arcoíris", la canción podría ser una apuesta importante hace unos diez años, pero parece que en Lisboa no las tendrá todas consigo. En su favor, una letra pegajosa y un estribillo atractivo pueden ser los puntos fuertes de la apuesta, junto al directo. Buena muestra de que SuRie mejora en directo es observar cómo ninguna apuesta le daba por ganadora oyendo su canción en versión estudio, y cómo nada más verla en directo Reino Unido se rindió ante 'Storm'. El tiempo, la puesta en escena y cambios sustanciales en la propuesta dirán donde puede acabar Reino Unido este año. 

Sea como sea, Reino Unido vuelve a plantearse no pasar de puntillas por Eurovisión tras ocho años sin aparecer en el top-10 y otros seis sin estar más allá del puesto quince. Su apuesta: sosiego, canción emotiva y una voz de escuela. ¿Funcionará en un año de tanto cambio?

Comentarios