Buscar
Usuario

Noticias

Estalla una operación de corrupción en el seno de la SGAE

La Policía Nacional investiga un posible fraude en el pago de los derechos de autor de la música emitida de madrugada en televisión

La SGAE vuelve al centro de la polémica después de que la Policiía Nacional haya acudido por sorpresa a la sede del organismo en Madrid para incautar material y pruebas. Se investiga un escándalo de recaudaciones millonarias por música emitida de madrugada en televisión.

Los hechos que la Policía considera sospechosos se enmarcan en el período de 2006 a 2011. Al parecer, algunos miembros de la organización, que gestiona el pago de los derechos de autor en España, habrían creado una presunta trama para enriquecerse de manera ilícita con el pago de los derechos de la música emitida de madrugada en la televisión. Algo que es muy frecuente, ya que muchas cadenas emiten formatos del estilo 'Minutos musicales' para rellenar su parrilla nocturna.

Según ha emitido el organismo en un comunicado, "esta actuación por orden de la Fiscalía investiga una presunta trama de una serie de autores y editoriales vinculadas a diferentes televisiones de este país por aprovecharse del reparto de los derechos de autor televisivos en la franja nocturna, práctica conocida como 'La Rueda'".

La sede de la SGAE ha sido registrada por la Policía Nacional "La sede de la SGAE ha sido registrada por la Policía Nacional"

La SGAE ha querido desmarcarse como organización de este escándalo, y afirma que colaborará en todo momento con la Justicia. Al parecer, la trama afecta a algunos de sus asociados (entre los más de 1.200 que posee), así como a un extrabajador.

"Esta entidad está ofreciendo toda la información y colaboración para ayudar en la investigación de unos hechos que datan desde el año 2006 hasta el 2011", ha recordado la asociación.

Esta gestión fraudulenta de los derechos de autor ya había provocado múltiples rebeliones internas en el seno de la propia SGAE. Al parecer, la asociación estaba aprovechando la emisión de los programas musicales de madrugada, para registrar la música que aparecía en ellos y cobrar pagos millonarios que en algún caso podían superar a los de las grandes estrellas musicales.

La oposición interna dentro de la asociación llevó a que esta práctica se cambiase, aunque ahora la Justicia quiere determinar si los miembros implicados en este escándalo pudieron haber cometido algún delito.

"La actual junta directiva de la SGAE lleva años tratando de combatir este conflicto tanto en el frente judicial como a través de un proceso de arbitraje", rezan en un comunicado.

La SGAE, escenario de múltiples escándalos

Los hechos investigados finalizan, precisamente, en el año 2011, momento en el que el entonces presidente de la entidad, Teddy Bautista, fue detenido a los pocos días de haber repetido victoria en el cargo.

Pedro Farré llegó a gastar 40.000 euros en prostíbulos con la tarjeta corporativa de la organización "Pedro Farré llegó a gastar 40.000 euros en prostíbulos con la tarjeta corporativa de la organización"

La Justicia le acusaba de apropiación indebida y desvío de fondos en el marco de una operación de la Fiscalía Anticorrupción de la Guardia Civil.

Al poco fue puesto en libertad sin fianza, con una imputación por tres delitos: uno societario, otro por apropiación indebida y otro por administración fraudulenta. El juez le retiró además el pasaporte y le prohibió salir del país. Finalmente su causa fue archivada y quedó en libertad sin cargos.

En el escándalo participaron otros directivos, como Pedro Farré, exjefe de gabinete de Bautista, que llegó a utilizar la tarjeta corporativa de la entidad para pagar prostitutas de lujo: "No vi que era normal ir a prostíbulos hasta que llegué a la SGAE", llegó a declarar, tras gastarse casi 40.000 euros en clubes de alterne. Gran parte de ese dinero procedía del canon digital, un impuesto que pagaban todos los consumidores a la hora de comprar un equipo tecnológico y que terminaba directamente en la SGAE.

Tras el estallido de este escándalo, se eliminó el impuesto y la SGAE entró en un período de inestabilidad, con cuatro presidentes en seis años (Teddy Bautista había permanecido 16 años en el cargo) y con una serie de peleas internas que han dejado en muy mal estado a la organización.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados